Argentinos en España por nueva ola de Coronavirus, Matías Greisert, Diario 26Bernarda Revello y Nicolás Gónzalez Pérez en España por rebrote de coronavirus

Por Matías Greisert

Tw: @Matías Greisert

Viajaron a vivir una aventura pero la pandemia les cambió los planes y la idea de disfrutar de Madrid quedó aplazada: el coronavirus golpeó al mundo y la capital de España no fue la excepción.

 

Sin embargo, Bernarda Revello y Nicolás González Pérez continuaron su historia de amor lejos de sus seres queridos, en medio de la preocupación por los contagios y la lejanía de nuestra tierra.

 

Noticias relacionadas

Con el ‘diario del lunes’, como muchas veces se dice en el mundo del fútbol, Berni y Nico nos cuentan la experiencia española en medio de una nueva ola de coronavirus que sumó nuevas restricciones y que puede servir a la Argentina para saber lo que se viene.

 

“Por estos días, en el invierno español, la sociedad está tomando un poco más de conciencia porque volvió a explotar esta ola de contagios. En general siempre se usó tapabocas pero sí sentimos que en el verano hubo un pequeño descuido, que coincidió con una baja de casos. Allí la gente empezó a tomarse vacaciones, abrieron los bares, los restaurantes y llegaron las Fiestas, que hizo que volviera a juntarse mucha gente. El regreso a las oficinas también incidió y fue el combo que originó esta nueva ola de casos”, iniciaron.

 

Como se apunta en la Argentina, los jóvenes son los señalados en España como los que más desoyeron las advertencias del coronavirus: “La gente joven era la que estaba más cansada de estar encerrada y, sobre todo en el ámbito universitario, se notaba que había muchas juntadas y fiestas clandestinas. En el metro es común que se bajen el barbijo para hablar porque se creen invencibles ante el COVID-19. También hubo muchos viajes y explotó esa costumbre española de juntarse a comer afuera, que estuvo contenida durante la primera ola”.

 

Desde España, al hablar con amigos y familia, la fonoaudióloga y el Licenciado en Relaciones Públicas recomiendan que no se ‘baje la guardia’: “Desde acá vemos, por las noticias y redes sociales, que están haciendo lo mismo que se hacía acá en el verano europeo. La relajación es mucha y se nota por la aglomeración de jóvenes en fiestas, los viajes a la Costa y las diferentes marchas de fin de año que tampoco han ayudado a que no se aglomere gente. Además, lo que notamos también es que no todo el mundo usa el barbijo, algo muy importante que acá no sucede porque hay mucha conciencia en ese aspecto”.

 

En cuanto a la vacuna, el debate también se produce en la Madre Patria: “Si bien aquí se está vacunando con la de Pfizer, hay mucha gente que tiene desconfianza por el hecho de que salió muy rápido. Pero más allá de las dudas sobre vacuna sí o vacuna no, lo importante es que la gente entienda que con una dosis no estás inmune a nada, que hay esperar a completar el tratamiento y seguir teniendo los cuidados necesarios”.

 

Por último, destacaron que el proceso vacunatorio no es el esperado: “Nos sorprendió lo lento que se está llevando a cabo. La vacunación comenzó con los profesionales de la salud y los ancianos, de asilos o residencias para mayores, pero es muy lento y hay mucha disparidad entre ciudades. En Madrid, por mencionar un caso, hubo mucha menos utilización de las vacunas en relación a Asturias, que completó casi todas las dosis que recibió”.