Donald Trump, REUTERSDonald Trump, REUTERS

En tiempo récord, la Cámara Baja del Congreso de Estados Unidos aprobó, con el apoyo de la mayoría demócrata y un puñado de legisladores republicanos, la apertura en el Senado de un segundo juicio político contra el presidente Donald Trump, una decisión inédita en la historia del país y a solo siete días de la asunción del mandatario electo, Joe Biden.

 

El hecho se da una semana después de que cientos de sus partidarios atacaran el Capitolio  luego de que el mandatario saliente los instara a "luchar" contra los resultados de las últimas elecciones.

 

Mientras que el inicio del juicio político del año pasado no contó con el apoyo de ningún republicano, un pequeño pero significativo número de congresistas tienen previsto romper con el partido y sumarse a los demócratas, con los que coinciden en que Trump es un peligro para la democracia, incluso en su última semana en el cargo.

 

Noticias relacionadas

El pasmoso colapso de la Presidencia de Trump se suma a la advertencia de las autoridades de que sus seguidores podrían incurrir en nuevos actos de violencia y deja a la nación en una coyuntura inédita de tensión y temor a días de la asunción del presidente electo, el demócrata Joe Biden, el 20 de enero.

 

Trump, quien se encamina a convertirse en el único presidente de Estados Unidos sometido a dos juicios políticos, enfrenta un solo cargo de "incitación a la insurrección".