Barrio disputado por narcos. Foto: Gobierno de la Provincia de Buenos AiresBarrio disputado por narcos. Foto: Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Axel Kicillof, gobernador de la Provincia de Buenos Aires, junto al diputado Máximo Kirchner, encabezaron el pasado 4 de diciembre, la entrega de 364 viviendas en la localidad bonaerense de Moreno, como parte de un plan federal llevado adelante con la Administrador General del Instituto de la Vivienda (IVBA). Sin embargo, no todo salió bien allí, ya que unos días después, el 11 de enero, ese ha sido el escenario en donde tuvo lugar un impresionante tiroteo que enfrentó a grupos de narcotraficantes, que pretenden quedarse con las casas y de , ese modo, lograr copar un nuevo territorio para la venta de drogas y sus negocios ilícitos.

 

Una fuente confiable del Ministerio Público Fiscal bonaerense dijo en una nota publicada por el periodista Belisario Sangiorgio en el diario La Nación: "Con la reubicación de personas que tenían necesidades habitacionales comenzó una disputa de territorio en términos delictivos, una disputa por el dominio de la zona". Y luego agregaba: "Es un barrio hostil ante la presencia del Estado".

 

Las causas del violento enfrentamiento a los tiros entre las bandas narco, aún son objeto de profunda investigación, incluso para determinar qué sucedió realmente en el hecho que además incluyó un ataque a bomberos voluntarios y policías que llegaron hasta esta zona de Moreno para poder controlar los disturbios en donde también hubo participación de varios vecinos.

 

Noticias relacionadas

Detectives de la policía bonaerense investigan a grupos que venden droga al menudeo y se disputan la instalación de búnkeres, en tanto que -según el artículo de La Nación- también se ha mdesplegado en el barrio un importante operativo de seguridad en los principales accesos, en un intento de evitar la penetración de los vendedores de drogas y la violencia narco en un barrio recientemente inaugurado.

 

El ataque contra los bomberos y poilicías derivó en un profundo estado de conmoción en el cuartel de Bomberos Voluntarios de Moreno, que mediante mensajes en las redes sociales exprsaron su preocupación y su desagrado porque no se sintieron protegidos por la intervención de los agentes policiales durante la caótica noche vivida allí la semana pasada.

 

Tal como se ha reflejado en el artículo de La Nación, los bomberos manifestaron su "malestar ante una situación de violencia que desbordó a todos como parte de la sociedad". Y agregaron: "Queremos transmitir que hemos sido rápidamente escuchados por parte de las autoridades del municipio local, de algunos jefes policiales y de la Dirección Provincial de Defensa Civil dependiente del Ministerio de Seguridad".

 

Vale recordar que el año 2017 ha sido muy violento en el municipio bonaerense de Moreno, ya que se ha destacado como el más peligroso del conurbano, con una tasa de 10,3 asesinatos cada 100.000 habitantes. Esa proporción de muertes violentas lo colocó ese año solo por debajo de Orán (tasa de 17,3), Santa Fe (13,2) y Rosario (12,1). Todas esas ciudades tienen un eje común por el que atraviesa la violencia urbana: la fuerte actividad narco. Fuentes judiciales confirmaron que el miércoles 13 de enero, dos policías fueron víctimas de intentos de robo en distintos puntos del partido, y ambos abatieron a los asaltantes. Ese día marcado a fuego y sangre se encuadraen una cadena de hechos que parece no tener fin: desde detenciones de narcotraficantes hasta ajustes de cuentas.