Vacunación contra el coronavirus de la Sputnik V, REUTERSVacuna Sputnik, REUTERS.

El diario estadounidese The Wall Street Journal publicó un artículo en el que asegura que la Argentina “es un campo de pruebas para la campaña mundial de vacunas de Moscú”. Con ese título, el periódico criticó la campaña de vacunación en la Argentina y advirtió sobre la estrategia rusa para captar el mercado de los países emergentes en la lucha frente al coronavirus.

 

La nota da a conocer que la “Argentina es hoy el principal país fuera de Rusia que está vacunando a gran escala con la Sputnik V”, ya que este fin de semana llegaron las segundas dosis de los 300.000 esquemas de vacunación que se están aplicando al personal de salud.

 

El contrato firmado con el gobierno de Vladimir Putin establece la venta de dosis para vacunar a un total de 10 millones de personas antes de febrero, con la opción de 5 millones más a marzo, según lo anunciado por el presidente Alberto Fernández cuando presentó el contrato, a principios de diciembre.

 

Noticias relacionadas

Argentina es el primer país importante fuera de Rusia que comienza a inocularse con Sputnik a gran escala. Sin embargo, el lanzamiento allí ha puesto de relieve cuestiones relacionadas con la falta de transparencia sobre la eficacia de la vacuna patrocinada por el Estado, lo que ha despertado cierta desconfianza entre los argentinos sobre su seguridad”, muestra el artículo sobre nuestro país.

 

Según The Wall Street Journal, solo el 39% de los argentinos tiene algún grado de confianza en la vacuna Sputnik V, en comparación con casi el 60% de las vacunas desarrolladas por Pfizer y BioNTech SE, y AstraZeneca PLC y la Universidad de Oxford. “Entre los primeros países de América Latina en comenzar a inocular, 200.000 personas en Argentina han recibido la Sputnik V, en su mayoría personal de salud y otros trabajadores esenciales. Muchos de ellos se han alegrado de recibir la inyección y dicen que los argentinos se volverán menos escépticos a medida que se administren más dosis”, sostienen.

 

Además de Argentina, solo Serbia y Bielorrusia están aplicando actualmente la vacuna. Más de una docena de países han cerrado acuerdos con Rusia, incluidos India y México. El país ha recibido solicitudes o expresiones de interés por 2.400 millones de dosis.