Juan Domingo Perón, Eva Duarte, Evita, encuentro, peronismo, Diario 26, Marcelo García	Evita y Perón, juntos en el Luna Park de Buenos Aires. Diario26.

Por Marcelo García.*

El calor del 6 de enero de 1944 encontró al coronel Juan Domingo Perón reunido en su despacho con una comitiva del “Sindicato de Actores de Radio” encabezada por la actriz Eva Duarte. La reunión podría haber sido una más, pero -sin embargo- no lo fue.

 

Varios días después, el drama volvió a juntarlos.

 

Cuando el 15 de enero de 1944, la noticia de un devastador terremoto en la provincia de San Juan paralizó por completo a la Argentina, el llamamiento del coronel Juan Domingo Perón (por entonces vicepresidente, ministro de Guerra y secretario de Trabajo y Previsión) no se hizo esperar, y encontró rápida respuesta de Eva, ofreciendo la gentil colaboración de los artistas de su gremio para lo que se llegara a necesitar.

Noticias relacionadas



El 19 de febrero, ella misma encabezó una cruzada solidaria por las calles de Buenos Aires recolectando dinero junto a actríces como Luisa Vehíl, Libertad Lamarque, Blanca Podestá, Niní Marshall y Lidia Lamaison; en tanto que para el día 22 (fecha designada para hacer un festival a beneficio de las víctimas) fue Perón en persona quien se unió al grupo de mujeres recorriendo, alcancías en mano, las calurosas calles de la ciudad.

 

No podría haber mejor escena: Perón y Eva transpiraban la camiseta recolectando dinero para los más necesitados.



El lugar elegido para el evento fue el estadio “Luna Park” y cuando aún no había culminado la interminable serie de presentaciones artísticas programadas, el presidente de facto, general Edelmiro Farrell, y su esposa decidieron retirarse de manera anticipada dejando junto a Perón un par de sillas vacías que Domingo Mercante sabía de antemano con quién las debía ocupar.

 

El hombre de Perón abrió el celoso cerco militar y haciendo pasar a una Eva que aguardaba expectante la llegada del momento crucial, le dijo “¿Ve esa silla vacía? bueno, vaya y siéntese. Y no se mueva de ese lugar”.

 

Tras esas palabras y el encuentro entre la actríz de radioteatros y el poderoso militar, la historia argentina ya no fue la misma nunca más.

 

Desde entonces, cambió para siempre la percepción de las masas populares y el modo de ver a Eva y a Perón. El pueblo argentino sintió la repentina necesidad de llevarlos juntos al poder; para que cada uno finalmente ocupara su lugar en la historia.

 

Y claro que lo ocuparon.

 

*Periodista de Diario26 y escritor.
Instagram: @marcelo.garcia.escritor
Twitter: @mdGarciaOficial