El presidente Putin se zambulló en aguas heladas para cumplir con un ritual religiosoVladímir Putin. 

El presidente ruso, Vladímir Putin, se ha zambullido en agua helada con motivo de la celebración del Bautismo de Cristo pese a las advertencias de autoridades sanitarias y religiosas por la pandemia del coronavirus.

El presidente Putin se zambulló en aguas heladas para cumplir con un ritual religioso 

En un vídeo difundido por el Kremlin, se observa cómo el mandatario ruso, ataviado con un bañador azul, entra en una poza en forma de cruz y se sumerge tres veces, persignándose antes de cada inmersión, como reza la tradición ortodoxa.

 

Pese a que este año las temperaturas rompieron el récord de frío en Rusia, y la noche del 18 al 19 de enero fue una de las de menor temperatura en la capital Moscú, Putin, conocido por su inclinación a los deportes de riesgo, asumió el reto y se sumergió.