Donald Trump retirándose a su residencia de Mar A Lago en el Air Force ONe, REUTERSDonald y Melania Trump se retiran en el Air Force One, REUTERS.

Donald Trump termina su turbulenta Presidencia y privado de sus armas de difusión masiva llega a Palm Beach para instalarse en su club Mar-a-Lago con un rumor cercano que revela su vuelta a intentar la conquista de la Casa Blanca en 2024.

 

Trump tiene prevista su llegada al aeropuerto internacional de Palm Beach aproximadamente una hora antes de que el demócrata Joe Biden asuma como el presidente número 46 de Estados Unidos en una ceremonia en Washington a la que él decidió no asistir.

 

El republicano prefirió reunirse con los suyos en Florida, un estado “importantísimo” para sus futuras aspiraciones políticas, según dijo a Efe este martes el estratega republicano Alfonso Aguilar.  Horas antes del asalto, Trump les dijo a sus partidarios que no pensaba reconocer nunca la victoria de Biden en las elecciones de noviembre de 2020, porque fueron un “robo”, una acusación sin pruebas que sigue repitiendo hoy en día.

 

Se espera que la bienvenida oficial a Trump en Florida sea multitudinaria, aunque de momento sus partidarios se mantienen callados en las redes sociales, las mismas de las que, después del asalto al Congreso, donde hubo cinco muertos, Trump fue expulsado como instigador de la violencia con sus mensajes. 

Donald Trump en su discurso final, REUTERSDonald Trump en su discurso final, REUTERS.

Trump anunció sus aspiraciones de ser candidato a la Casa Blanca en las próximas elecciones y ya se han visto banderas y otra parafernalia con la inscripción “Trump 2024” en mítines y otras reuniones y se han recaudado millones de dólares para ese fin.

 

Pero está por ver si podrá hacerlo, pues todavía puede ser sometido a un juicio político en el Senado como presunto instigador de la violencia desatada por sus seguidores en el Congreso y en caso de ser hallado culpable, podría ser inhabilitado para cargos electivos.

 

La toma del Congreso hizo que el apoyo a una posible candidatura de Trump en 2024 haya bajado de manera acusada, según una encuesta realizada por Politico/Morning Consult del 8 al 11 de enero. El 42 % de los republicanos dijo que votaría por el presidente saliente dentro de cuatro años, mientras que a finales de noviembre el porcentaje era de un 54 %. El vicepresidente saliente Mike Pence es el segundo con más respaldo, con un 16 %.

Noticias relacionadas

Donald Trump
Elecciones Estados Unidos