Festejo de Cristiano Ronaldo para Juventus en la Supercopa de Italia, REUTERSFestejo de Cristiano Ronaldo para Juventus en la Supercopa de Italia, REUTERS

Juventus derrotó a Napoli por 2 a 0 y se quedó con la Supercopa de Italia de fútbol, certamen que juegan el vencedor de la Liga y el ganador de la Copa Italia de la temporada.

 

El partido se llevó a cabo en el Mapei Stadium, donde habitualmente actúa como local Sassuolo, y los tantos de la "Juve" fueron marcados por el portugués Cristiano Ronaldo, a los 19 minutos de la parte final, y el español Álvaro Morata, a los 50 del segundo tiempo; mientras que el atacante de Napoli, Lorenzo Insigne desvió un tiro penal, a los 34 del complemento.

 

El portugués marcó el primer tanto de Juventus y logró una histórica marca: se convirtió en el máximo goleador de todos los tiempos.

 

Noticias relacionadas

El astro portugués había igualado la marca de 759 anotaciones de Josef Bican hace dos fechas atrás en el encuentro de la Vecchia Signora frente a Sassuolo que fue triunfo por 3-1. Sin embargo, como era de esperar, el ex Real Madrid lo superó para liderar esa tabla en soledad.

 

Juventus, ganador de las últimas nueve Ligas, sumó otro título ante Napoli, equipo que lo había superado en la final de la última edición de la Copa Italia.

 

Luego de dos ediciones en Arabia Saudita, la Supercopa regresó a Italia por las restricciones sanitarias motivadas por la pandemia de coronavirus, que también impidió que hubiera público en Reggio Emilia.

 

La "Vecchia Signora", sin el cordobés Paulo Dybala por una lesión, obtuvo su noveno título, se afirmó como el máximo ganador del trofeo y se alejó de Milan, que se quedó con siete.

 

Napoli, en tanto, ganó la Supercopa por primera vez en 1990 con una recordada goleada 5 a 1 contra Juventus, que significó el último título de Diego Armando Maradona en el club.

 

Los napolitanos recién volvieron a levantar este trofeo en 2014 y fue nuevamente contra la "Juve", pero se quedaron sin el premio en un partido entretenido y con supremacía del triunfador del mismo.

 

Otro condimento de esta final fue que se trató del primer cruce como entrenadores de Andrea Pirlo y Gennaro Gattuso, campeones del Mundo con Italia en Alemania 2006 y compañeros de otros títulos cuando compartían equipo en el Milan.

 

Para Pirlo fue el primer título como director técnico, mientras que Gattuso se quedó con el que había logrado cuando ganó la última Copa Italia, el pasado 17 de junio, luego de derrotar en la tanda de los penales a Juventus, dirigida en esa época por Maurizio Sarri.