Felipe Solá, AGENCIA NAFelipe Solá, AGENCIA NA

La relación entre el presidente Alberto Fernández y el canciller Felipe Solá atraviesa un momento difícil y algunos hechos ocurridos en las últimas jornadas no ayudaron.

 

El saludo de la Cancillería en su cuenta institucional de Twitter al nuevo presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, que incluyó críticas veladas a Donald Trump, colmó la paciencia del Presidente y en el Ejecutivo enfatizan que el error fue “político y no comunicacional”.

 

Todavía estaba fresco en la memoria del mandatario el desliz de Solá posterior a la comunicación telefónica con Biden, cuando ya era presidente electo de la primera potencia mundial. El canciller señaló en una entrevista que Fernández le había pedido al ex vicepresidente de Barack Obama que intermediara para reemplazar a Mark Rosen, director de los Estados Unidos ante el FMI.

 

Noticias relacionadas

El embajador en Estados Unidos, Jorge Argüello, suena como posible candidato, pero en la Rosada relativizan esas versiones. Otro que podría ocupar el cargo en caso de una salida de Solá sería Daniel Scioli, luego de su buen trabajo en Brasilia.