Alberto SamidAlberto Samid.

El empresario Alberto Samid aseguró este miércoles que el reciente acuerdo del Gobierno con los frigoríficos "no sirve para nada", porque lo que se venderá en Argentina será "carne de segunda" rechazada por otros países.

 

Samid, quien está condenado por evasión y cumple arresto domiciliario, cuestionó que "en el país de la carne no se pueda comer carne".

 

El controversial empresario fue condenado a cuatro años de prisión acusado de ser miembro de una asociación ilícita que evadió impuestos en sus frigoríficos.

 

Noticias relacionadas

"Este arreglo no sirve para nada. Es un arreglo para los frigoríficos nada más. Te venden el asado a $400 cuando el 50% es grasa y hueso. Te queda a $800 el kilo", dijo Samid en declaraciones radiales.

 

Remarcó que el acuerdo se trata de un "rechazo de exportación que ni los chinos los quieren", y los "únicos boludos que la van a comer son los argentinos".

 

"No hay que tener miedo de decirle al Presidente ´acá te equivocaste, cambialo´. Le dicen que está todo bien, después te pasa lo que le pasó a Macri, que hasta el último día le decían que ganaba las elecciones. Después perdió por 20 puntos", manifestó.

 

Consideró que "los que están alrededor de Alberto Fernández le dicen que está todo bien y no está todo bien. Si realmente querés a este Gobierno tenés que decir la verdad: la gente no puede morfar".

 

Recordó que "este fue el año de la historia que menos carne consumieron los argentinos".

 

"Estamos por debajo de los 50 kilos. Estamos consumiendo la misma cantidad de carne que pollo. En un Gobierno peronista no puede valer $400 ó $500 el kilo de milanesa. No podemos hacer laburar a la gente por dos kilos de carne", advirtió.