Incendio forestal en El Bolsón, NAVoraz incendio forestal en El Bolsón. Foto: NA.

Una persistente llovizna trajo algo de alivio a la situación provocada en El Bolsón por un incendio forestal que en cuatro días arrasó con más de 10 mil hectáreas de bosque nativo, pero la "pérdida ambiental y ecológica ya es la más grande de la historia" en la localidad rionegrina, según señaló el intendente Bruno Pogliano.

 

La situación mejoró durante la jornada del pasado miércoles por una sensible baja de la temperatura, cielo cubierto y una lluvia suave pero reiterada durante buena parte de la jornada.

 

El intendente de El Bolsón advirtió que el daño ambiental sufrido a causa del siniestro es "irreparable", ya que entre la vegetación nativa arrasada por las llamas se cuentan lengas de 300 años de antigüedad y cipreses de más de un siglo.

 

Noticias relacionadas

El foco ígneo, que se inició el domingo último, arrasó rápidamente con grandes porciones de bosque patagónico, impulsado por fuertes ráfagas de viento y alimentado por el material combustible que hay en el lugar por la sequía de la temporada de verano.

 

Más de un centenar de brigadistas permanecía en la línea de combate al fuego con el objetivo de contener las llamas, que en algún momento amenazó con cruzar la Ruta Nacional 40, algo que en cierto punto podría ser una catástrofe ya que del otro lado de la carretera hay casas y una planta de gas.

 

Emergencia ambiental en la provincia de Río Negro. Canal 26.

 

La principal hipótesis que se maneja sobre el inicio del siniestro apunta a un asado, cuyas brasas habrían sido esparcidas por el fuerte viento en una zona conocida como Los Repollos, en el área de Cuesta del Ternero, a unos 15 kilómetros de la parte urbana de El Bolsón.

 

Ante el dramático panorama, el intendente de El Bolsón advirtió que "la situación es compleja" y remarcó que "se está trabajando para controlar el gran incendio forestal".

 

En diálogo con Alguien tiene que decirlo, el programa que en esta jornada condujo Manuel Adorni en Radio Rivadavia, el jefe comunal precisó que las llamas "ya consumieron casi 10.000 hectáreas de bosque nativo y dos viviendas".

 

"Los aviones hidrantes y todos los recursos no logran controlar el fuego. El panorama es complejo, porque el fuego sigue con mucha intensidad", destacó.

 

Al ser consultado sobre la insólita causa del incendio, Pogliano subrayó que buscará que "el culpable pague con el mayor peso de la ley" por la imprudencia de no apagar las brasas del asado.