Nuñez Carmona - ReutersNuñez Carmona ante el tribunal, REUTERS.

José María Nuñez Carmona, exsocio de Amado Boudou, seguirá cumpliendo su condena por el caso Ciccone en su casa, en arresto domiciliario, con una pulsera de vigilancia electrónica. Se le otorgó el beneficio debido a sus problemas cardíacos y otras dolencias de salud.

 

El juez Daniel Obligado, tiene a su cargo controlar el cumplimiento de la condena de Boudou, Núñez Carmona y el resto de los condenados por el caso Ciccone, Nicolás Tadeo Ciccone, Rafael Resnick Brenner y César Guido Forcieri. El juez -que entendió que hay "riesgo real" para la vida del condenado si regresa a la cárcel- dispuso que en 90 días se revise esta decisión.

 

La situación de Núñez Carmona es diferente de que la que dispuso el juez para Amado Boudou, pues al filo de la llegada del año nuevo el juez decidió revocar el arresto domiciliario del ex vicepresidente y ordenar que cumpla su condena a cinco años y 10 meses de prisión en la cárcel de Ezeiza. Esa decisión de Obligado no se concretó porque Boudou apeló ese fallo y ahora debe analizarlo la Cámara de Casación Penal. Como el juez entendió que no es un caso urgente que amerite habilitar la feria judicial de verano, la situación del exvicepresidente se analizará en febrero.

 

Noticias relacionadas

Los médicos dijeron que Núñez Carmona, de 58 años, padece dislipidemia, obesidad Tipo I, hipertensión arterial y que fue sometido a una angioplastia en la que le colocaron dos stents. La ley señala que corresponde el arresto domiciliario cuando su salud no puede ser atendida en prisión. El servicio penitenciario dijo que en prisiones del AMBA puede atender al condenado, pero que el ingreso está condicionado por la pandemia. Los fiscales con estos datos insistieron en que Núñez Carmona regrese a prisión.