El Puma Rodríguez habló de su trasplante de pulmónJosé Luis "El Puma" Rodríguez.

A finales de 2017, José Luis “El Puma” Rodríguez recibió un doble trasplante de pulmón en el Hospital Jackson Memorial de Miami. Un mes después, el cantante venezolano recibió el alta médica para continuar con la recuperación en su casa, y tuvieron que pasar casi quince meses para que lograra su tan ansiado regreso a los escenarios, con un emocionante concierto en The Fillmore Theatre, de Miami.

 

Este lunes, el Puma habló con Don Francisco, el histórico conductor de televisión, en su nuevo espacio de entrevistas virtuales para CNN en español. En un diálogo emotivo, el intérprete de “Agárrense de las manos” y “De punta a punta” repasó cómo empezó su nueva vida, recordó las visitas de los colegas durante su recuperación.

 

Dos grandes artistas que se acercaron al hospital para brindarle sus buenos deseos. El primero fue Ricardo Montaner junto a su esposa, Marlene. El otro fue Luis Miguel, alguien con el que se debía una conversación por más de veinte años. “Este muchacho gentil se arropó de una sencillez extraordinaria, me encontró en ese hospital, nos tomamos de la mano y pudimos conversar lo que nos debíamos hacía tanto tiempo”, señaló el Puma.

 

Noticias relacionadas

El Puma recordó aquel primer instante en el que volvió a respirar por sus propios medios: “El ser humano puede estar sin tomar agua, puede hacer ayuno de 21 días, pero sin respirar no puede estar ni un minuto, porque el oxígeno es el aliento de vida”, reflexionó el artista. “Me sentí libre de solo poder respirar sin ese aparato y a pesar de que estaba atado en una cama, entubado. Y di gracias a Dios, porque eso es maravilloso, es volver a vivir”, agregó.

 

El venezolano agradeció a los médicos, quienes “tomaron el riesgo a mi edad” y una y otra vez a Dios, que “me consiguió el milagro”. El doctor Nicolás Brozzi, el cirujano a cargo del trasplante, resaltó la pronta recuperación del artista, que marcó un hito en la materia: “No conozco a nadie que ha vuelto a cantar profesionalmente como José Luis”, sentenció el facultativo.

 

Claro que para eso faltaba un largo camino. Con la primera etapa de la recuperación en marcha, el regreso a los escenarios resultó un tramo mucho más trabajoso: “Lo sentía como lejos y era difícil, apenas podía articular sacar la voz, era una voz muy delgadita y me costó muchísimo empezar de cero. Es como aprender a caminar otra vez”, reconoció.

 

En este sentido, el músico y productor se refirió a los miedos antes del regreso: “Tenía tantas dudas. Tenía temor. Tenía tantas preguntas. Pero en el escenario es como mágico. Cuando pones el pie en el escenario, aunque estés cansado, algo te revive, una adrenalina inusual que uno recibe del público”, recordó.

 

El músico se refirió al donante y a su familia. “Ya llevo tres años de haber sido trasplantado y muero por las ganas de conocer a estas personas que dieron el sí para que yo estuviese conversando con usted”, le comentó a Don Francisco. El animador le dio el pie para que le hablara a la familia: “Les agradezco infinitamente que hayan dicho que sí a esos pulmones que me devolvieron la posibilidad de seguir viviendo. Si Dios me permite, algún día le daré las gracias personalmente y va a ser un momento muy emotivo para. mí”, cerró.