Julio De Vido - Sueños CompartidosJulio De Vido. Foto: NA.

Diputados de la Coalición Cívica-ARI denunciaron ante la Justicia Federal al grupo de empresarios que compró la empresa distribuidora de energía eléctrica Edenor por la presunta comisión de los delitos de abuso de información privilegiada y tráfico de influencias.

 

La causa fue impulsada por los diputados nacionales Marcela Campagnoli, Maximiliano Ferraro, Mónica Frade, Juan Manuel López, Paula Oliveto, Mariana Stilman y Mariana Zuvic y, tras el sorteo correspondiente, recayó en el Juzgado Criminal y Correccional Federal número 8, a cargo de Marcelo Martínez de Giorgi.

 

Los denunciantes consideran que la operación de compraventa del paquete accionario de la compañía se realizó a un precio "irrisorio" y "muy por debajo de su cotización de mercado".
A fines del año pasado se anunció oficialmente que Edenor, la mayor distribuidora eléctrica de la Argentina, había sido vendida por Pampa Energía a un consorcio liderado por los empresarios José Luis Manzano, Daniel Vila y Mauricio Filiberti, en una operación por 100 millones de dólares.

 

Noticias relacionadas

Los legisladores pidieron a la Justicia que investigue si en la transacción hubo delitos y advirtieron sobre la posible comisión de abuso de información privilegiada, tráfico de influencias y negociaciones incompatibles con la función pública, tanto por parte de los empresarios como de los funcionarios intervinientes.

 

Curiosamente, uno de los fundamentos de los miembros de la Coalición Cívica-ARI fue un tuit del ex ministro de Planificación Federal enviado al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, el 24 de enero pasado: "Ya que te preocupa tanto la cuestión de la corrupción, sería bueno investigar desde el Congreso la operación de venta de Edenor, tanto a los compradores como al vendedor, pero fundamentalmente a los que desde el Estado intermediaron la operación".

 

En la denuncia, los diputados nacionales consideraron que la compra de la compañía se hizo a "precio vil" y que por ello debe ser investigada.

 

Como medida de prueba, los dirigentes opositores pidieron que se cite a declarar como testigo a Julio De Vido y que se requiera información sobre la operación de compra-venta al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) y a la Secretaría de Energía de la Nación.