Wall Street, acciones y riesgo país, REUTERSWall Street, Reuters.

La deuda soberana de Argentina mantenía su sesgo bajista el jueves por ventas alentadas ante las dudas que genera el futuro inmediato de la economía del país, en medio de la pandemia de coronavirus, alta inflación, congelamiento de tarifas y negociaciones con el FMI por un plan de facilidades extendidas.

 

Un comité de acreedores privados con el que Argentina acordó la reestructuración de su deuda bajo ley extranjera en agosto pasado expresó en la víspera su descontento con el rumbo económico, que "continuó deteriorándose", y criticó las medidas tomadas hasta el momento.

 

En este sentido, sugirió que podrían "anclarse las políticas alrededor de un marco macroeconómico consistente, con el apoyo del FMI". "Todo lo que hace falta son políticas creíbles, comunicadas claramente", afirmó el grupo en un comunicado.

 

Noticias relacionadas

Los bonos extrabursátiles bajaban un 0,2% en promedio, tras perder un sostenido 1,1% el miércoles, con un riesgo país del banco JP.Morgan que bajaba a la zona de los 1.472 puntos básicos hacia las 12.50 hora local (1550 GMT).

 

"El riesgo país cerró en 1.484 puntos básicos en la rueda de ayer (miércoles), subiendo 23 puntos respecto al día anterior. De esta manera acumula un alza de 112 puntos básicos en 2021, alcanzando un máximo de cierre luego del canje de bonos soberanos realizado en septiembre del año pasado", dijo el agente de liquidación y compensación Puente.

 

La plaza accionaria cambiaba de rumbo por tomas de ganancias rápidas, en un mercado donde los grandes inversores buscan papeles con perfil de alta liquidez para cubrir posiciones ante la devaluación del peso. El índice S&P Merval perdía un 0,24%, a 52.259 unidades, luego de ganar hasta un 2,57% en la primera parte de negocios.

 

El Gobierno imputó el miércoles a 11 grandes empresas de consumo masivo por generar desabastecimiento de sus productos. Algunas de las firmas involucradas tienen cotización doméstica, como Molinos Cañuelas y Molinos Río de la Plata .

 

El peso mayorista se devaluaba un 0,11%, al piso récord de 89,04/89,05 por dólar, mediante el control del banco central (BCRA) para evitar mayores presiones sobre el tipo de cambio.

 

El Gobierno tiene por objetivo llevar al peso oficial a la zona de los 102,5 por dólar a fines de diciembre, lo que arroja una caída en el orden del 25% ante una inflación proyectada por analistas privados en torno al 50%. Sólo en enero, el Índice de Precios del Consumidor (IPC) trepó un 4%.

 "Argentina es de los pocos países del mundo que tiene en un mes la misma inflación que el 90% del resto del mundo tiene en todo el año", comentó el economista Martín Tetaz.

 

En los segmentos alternativos donde se buscan dólares mediante activos en pesos, el mercado cambiario volvía a ganar terreno en todas sus alternativas: subía un 2,2% a 144,8 unidades en el bursátil 'Contado con Liquidación' (CCL) y ascendía el 2,1% a 140,6% en el 'dólar MEP' del Mercado Abierto Electrónico (MAE).

 

El peso informal, con escasos negocios, se mantenía estable a 149 unidades.