Matías Martinez, femicida de ÚrsulaMatías Ezequiel Martínez, condenado por violencia de género.

Matías Ezequiel Martínez, el policía detenido y acusado por el femicidio de Úrsula Bahillo en la ciudad bonaerense de Rojas, ha sido condenado a cuatro años de prisión efectiva debido a un hecho de violencia de género cometido en 2017 contra una expareja.

 

El veredicto fue dictado este lunes por la mañana por el juez en lo Correccional 1 de Junín, Héctor Alberto Barbera, y la condena coincidió con lo que el pasado jueves había pedido la fiscal de juicio María Fernanda Sánchez en el marco de la causa por el hecho de violencia sufrido por Belén Miranda, expareja de Martínez (25).

 

Martínez ha sido condenado por los delitos de "lesiones leves agravadas en concurso con amenazas agravadas" y estos cuatro años de cárcel se unificarán con la eventual pena única de prisión o reclusión perpetua que le esperá al policía en caso de ser juzgado y condenado por el femicidio de Úrsula.

 

Noticias relacionadas

El juicio se llevó a cabo el jueves pasado en los tribunales de Junín, donde la única declaración fue la de la víctima Miranda y donde el propio Martínez reconoció el hecho cuando se le leyeron los cargos.

 

Voceros judiciales han manifestado que el veredicto y la sentencia fueron notificados de manera electrónica a las partes, por lo que hoy el policía no fue trasladado a los tribunales, como sí ocurrió el día del debate.

 

Miranda -que incluso había tenido contactos con Úrsula antes de que fuera asesinada- contó en varios medios de comunicación la relación violenta que tuvo con Martínez hace cuatro años, lo acusó de ser un "protegido" de sus compañeros policías y recordó el día que él la golpeó y la amenazó con un arma.

 

Recordando el hecho sucedido en 2017, contó que Martínez llegó un mediodía a buscar su almuerzo y cuando se dio cuenta de que uno de los hijos de ella se había orinado en la cama, empezó a gritar y a cuestionar por qué los chicos no estaban en sus camas, a lo que ella le contestó que si no le gustaba se fuera.

 

De acuerdo a los dichos de Belén, la respuesta de Martínez fue tomarla violentamente por el cuello y tirarla contra una pared y luego contra la cama, y una vez que ella estaba en el suelo, sacó su arma reglamentaria y la amenazó con matarla o con suicidarse, mientras simulaba con la pistola.

 

"Ojalá se pudra en la cárcel por basura y haberle cagado la vida a tantos, te vas a morir ahí adentró Matías Martínez", escribió Miranda en su cuenta de Twitter, el jueves pasado al término del debate. Martínez, un policía bonaerense que estaba de licencia con carpeta psiquiátrica, está detenido en la Alcaidía Penitenciaria de Junín, acusado del delito de "femicidio agravado por alevosía y ensañamiento".

 

Úrsula fue hallada el lunes 8 de febrero cerca de las 20.30 asesinada a puñaladas entre unos pastizales en un campo ubicado a la altura del paraje Guido Spano, a unos 13 kilómetros de Rojas, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, y en ese mismo lugar la policía apresó a Martínez herido. El femicidio se descubrió luego de un alerta al 911 de un tío del imputado, quien refirió que creía que su sobrino había matado a una joven porque le confesó en un llamado que "se había mandado una cagada".

 

Cuando llegaron  al lugar, la policía encontró a la chica asesinada y al hombre malherido, ya que después del crimen se clavó el arma homicida en el abdomen, adentro de su auto. Martínez quiso huír a pie por los pastizales, pero fue reducido y quedó detenido. La joven muerta, Úrsula, ya había denunciado en varias oportunidades a su exnovio por amenazas y violencia de género e incluso el policía tenía una medida de restricción perimetral que había violado dos días antes del crimen.

 


Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +5491127716463.