Yanina Screpante amenazó a Yanina Screpante.

La modelo Yanina Screpante hizo conocer su bronca a través del periodista Rodrigo Lussich, quien en el programa que conduce ,Los Escandalones : “Si yo abro la boca este chico se tiene que ir del planeta”, sentenció la ex pareja del Pocho Lavezzi. 

 

Todo se originó luego de que la justicia fallara a favor del exfutbolista en su litigio con su ex pareja Yanina Screpante, a quien le impusieron la obligación de desocupar el departamento en Olivos que habita porque es propiedad de Lavezzi, además de tener que abonar todos los gastos generados en los últimos dos años, la guerra quedó declarada entre ambos y promete escalar.

 

“El era generoso con sus amigos. Alquilaba una casa en Ibiza de 35 mil euros a la semana para invitar a todos”, agregó Screpante, a manera de crítica hacia el Pocho.

 

Noticias relacionadas

El conductor relató más detalles de lo que le confió Screpante, quien se mostró furiosa con Lavezzi: “Ella dice que él le daba cosas y después se las quitaba. Si ella quería cambiar el auto, él le hacía problema. Sin embargo con otra gente era muy generoso, como con su representante al que le dio una camioneta carísima, pero el día que se pelearon y ese hombre dejó de ser su representante, se la sacó”, describió.

 

La relación entre la modelo y el jugador concluyó en 2018, por lo que Screpante regresó de Europa y se instaló en el piso que tiene el Pocho en Olivos.

 

Screpante mantuvo un vínculo con Lavezzi durante 10 años, y su argumento jurídico es que en más de una oportunidad relegó su trabajo para acompañarlo por el mundo durante su carrera de futbolista, y cuando resolvieron separarse ella se alojó en la propiedad que estaba desocupada, un departamento de amplias dimensiones con jardín y vista al río de La Plata.

 

La modelo por último se mostró indignada por la desconsideración de Lavezzi hacia la historia de amor compartida, ya que mientras intenta desalojarla y cobrarle los gastos le confió a Lussich: "Cuando iba a Ibiza, Lavezzi alquilaba una casa para sus amigos que costaba 35.000 euros semanales" contó.