Rolando Schiavi y Juan Roman Riquelme, Boca Juniors, NA.Rolando Schiavi y Juan Roman Riquelme, Boca Juniors. Foto: NA.

En las últimas horas el mundo Boca suma un nuevo escándalo. Rolando Schiavi desmintió las versiones que indicaban que iba a iniciarle un juicio al club, luego de haber sido despedido como DT de la Reserva. El Flaco dejó ese cargo tras la llegada de la nueva dirigencia, a finales de 2019.

 

Mediante un comunicado que publicó en su cuenta de Twitter, Schiavi negó "de forma indubitable" las "versiones mal intencionadas" acerca de su juicio contra Boca.

 

Días atrás se rumoreaba que el ex futbolista Xeneize, campeón de América e Intercontinental en 2003, iba a demandar a la institución por haberlo despedido sin causa en diciembre de 2019.

Sobre su salida de Boca, Schiavi no se guardó nada. En el mismo comunicado explicó la manera en que la actual dirigencia, que presidente Jorge Amor Ameal pero que tiene a Juan Román Riquelme como máxima autoridad en cuestiones futbolísticas, decidió prescindir de sus servicios.

 

"Al momento de finalizar el año 2019 y con la asunción de nuevas autoridades, estando fuera del país por trabajo, teniendo reuniones con otros DTs y recorriendo clubes de Europa, recibo un llamado de un integrante del actual Consejo de Fútbol que me informa que las nuevas autoridades habían decidido rescindir mi contrato y que a partir de ese preciso momento me había quedado sin trabajo", expresó Schiavi en el comunicado.