Bombero que sufrió una entradera en QuilmesWalter Ramón Cáseres.

Un bombero que había sufrido fracturas en ambos brazos y quemaduras en las explosiones durante el incendio de una perfumería en el barrio porteño de Villa Crespo, ocurrido en junio pasado, se tiroteó con cuatro delincuentes que ingresaron a su casa del partido de Quilmes, le robaron electrodomésticos y dinero y le provocaron un corte en la cabeza, informaron fuente policiales.


Se trata del comandante director del cuerpo de Bomberos de la Ciudad Walter Ramón Cáseres (53), quien permaneció internado más de 40 días en el hospital Churruca Visca por las heridas recibidas el 2 de junio último en el incendio de la perfumería Pigmento, ubicada en la planta baja de un edificio de 14 pisos sobre avenida Corrientes al 5200, en el cual fallecieron dos compañeros.


Cerca de las 10 de esta mañana, efectivos policiales acudieron a la vivienda de Cáseres, ubicada en la calle Madame Curie al 4500 de la localidad bonaerense de Ezpeleta Oeste, en dicho partido de la zona sur del conurbano, tras un llamado al 911 que alertó sobre un robo en su propiedad.


Voceros judiciales y policiales informaron que una vez en el lugar, los uniformados se entrevistaron con Cáseres, quien tenía un corte en su cabeza y les relató que 20 minutos antes cuatro asaltantes lo habían sorprendido en la puerta de su casa a punta de pistola, cuando había llegado junto a su esposa, agente de la Policía Federal Argentina (PFA).


Los ladrones ingresaron a la propiedad y le sustrajeron un teléfono celular, dinero en efectivo y electrodomésticos. Cuando los delincuentes intentaban escapar, el hombre se identificó como miembro de una fuerza policial y extrajo su arma reglamentaria, tras lo cual se originó un breve tiroteo.


De acuerdo a su relato, los asaltantes lograron subir a un auto Volkswagen Vento de color blanco, que recibió varios impactos de bala y en el cual huyeron rápidamente, informaron fuentes policiales.

Noticias relacionadas


En tanto, Cáseres fue asistido por personal médico del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) por el corte en su cabeza y luego trasladado a la comisaría 9na. de Quilmes para que ampliara su testimonio.


Interviene en la causa el fiscal Leonardo Sarra, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial de Quilmes, que dispuso el relevamiento de las cámaras de seguridad ubicadas en la zona para tratar de dar con los delincuentes.


Los investigadores establecieron además que el vehículo Vento había sido robado una hora antes en la localidad de Wilde, y que los ladrones huyeron hacia la zona del partido de Lanús.


Mientras permaneció internado por las explosiones en la perfumería, el bombero Cáseres fue diagnosticado con COVID-19 y recibió la visita del vicejefe de Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli.


Producto del desmoronamiento provocado por una explosión, en el incendio fallecieron el comandante director Ariel Gastón Vázquez, de la Compañía de Planeamiento Desarrollo, y el subcomisario Maximiliano Firma Paz, de la Estación VI de Villa Crespo.