Incidentes en Barcelona por la detención del rapero Pablo Hasél, Reuters.Manifestantes incendiaron un vehículo policial. Foto: Reuters.

Las calles de Barcelona volvieron a ser el epicentro de violentas protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona española y a las instituciones del Estado.

 

El sábado por la noche, los manifestantes incendiaron un vehículo policial, además de arrojar objetos a los agentes y dañaron varios negocios de la ciudad catalana, de acuerdo al portal RT en Español.

 

Las imágenes publicadas en redes sociales mostraron a personas rociando un furgón policial con líquido inflamable para avivar las llamas.

 

Noticias relacionadas

Las manifestaciones y los disturbios continúan en Barcelona, once días después del encarcelamiento del rapero español Pablo Hasél, con los incendios de un furgón de policía y contenedores y asaltos a comercios en otra noche de protestas violentas.

Incidentes en Barcelona por la detención del rapero Pablo Hasél, Reuters.Incidentes en Barcelona. Foto: Reuters.

En otras imágenes se pudo ver a la Policía arrestando en la calle a una manifestante que gritaba pidiendo ayuda. Los Mossos d´Esquadra (policía catalana) publicaron en Twitter que 13 personas fueron detenidas el sábado por la noche: "Tres por robo con fuerza en un quiosco y 10 en relación con actos vandálicos y desórdenes públicos".

 

La violencia del sábado siguió a dos noches relativamente tranquilas en Barcelona, después de más de una semana de protestas consecutivas después de que Hasél fuera arrestado el 16 de febrero y condenado a nueve meses y un día de cárcel. Varias de las manifestaciones derivaron en disturbios y altercados con la Policía.

 

La condena a Hasél, y en particular su ingreso en prisión, causó un terremoto social y político en España, que azuzó la división entre los diferentes sectores ideológicos del país y reabrió el debate en asuntos como los límites de la libertad de expresión, el uso de la fuerza represiva por parte de las autoridades de un Estado de derecho o los estándares de calidad democrática en España.