Matías Rossi, Top Race, Toyota, automovilismo, NAMatías Rossi, al volante de su Toyota. Foto: NA.

El piloto Matías Rossi, con Toyota, se consagró hoy bicampeón de la categoría automovilística Top Race en una competencia que se llevó a cabo en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires.

 

Rossi culminó en la segunda posición que le permitió coronarse por segunda vez en el certamen mientras que la carrera terminó con Franco Girolami (Mercedes) en la cima y en el tercer lugar de podio se ubicó Diego Azar (Chevrolet).

 

En tanto, completaron las principales posiciones: Marcelo Ciarrocchi, Franco Vivian, Matías Cravero, Emmanuel Cáceres, Darío Giustozzi, Hernán Capdevilla, y el ganador y campeón de Top Race Series Franco Morillo.

 

Noticias relacionadas

Con estos resultados, el campeonato se cerró con Matías Rossi en la cima con 175 puntos, Girolami fue subcampeón con 172 y Diego Azar cerró el trío con 169.

 

En el inicio de la competencia Rossi partió de la primera posición y consiguió afirmarse en ese puesto, pero cuando llegó a la curva 1 Girolami quiso arrebatarle la ubicación de privilegio, pero no pudo lograrlo.

 

Durante las primeras vueltas, Rossi y Girolami no se sacaron diferencias y Azar acechaba desde el tercer lugar mientras que el que debió abandonar la carrera cuando se ubicaba en el quinto puesto fue Ricardo "Caito" Risatti.

 

Cuando faltaban unos siete minutos para el final de la competencia, el piloto oriundo de la localidad bonaerense de Del Viso entró pasado a la curva 1 y Girolami aprovechó la ocasión al efectuar una buena maniobra por la parte interna tras lo cual consiguió ubicarse en la cima de la competencia.

 

Si bien Girolami estaba en la punta, Rossi con la segunda ubicación se coronaba campeón, por lo cual la pelea estuvo entre el piloto de Toyota y Azar, quien pretendía ubicarse detrás del líder de la carrera para mantener la ilusión se quedarse con el título.

 

La competencia era intensa porque mientras Rossi defendía el segundo lugar que le daba el campeonato, el corredor de Chevrolet intentaba por afuera y por adentro poder doblegar ala "Misil" con prolijidad y respetando por su contrincante.

 

En la última vuelta se produjo una obstrucción de parte de los autos más rezagados que impidieron la normal circulación de los vehículos que iban adelante en la carrera y, por esta situación el auto de Rossi tocó la tierra, pero el piloto logró mantenerse en pista por delante de Azar.

 

Finalmente, Franco Girolami logró ganar la carrera y obtuvo el subcampeonato mientras que el segundo puesto le permitió a Matías Rossi consagrarse nuevamente campeón de la categoría en una competencia intensa y Diego Azar completó el podio, pero se quedó con el sabor amargo de no haber podido conseguir el título.