Radio.EnzoRadio.Enzo

El coronavirus marcó al mundo en un año 2020 para el olvido pero, en medio de tanto dolor, un hecho de amor familiar en una situación difícil ratifica que el ingenio y el acompañamiento son fundamentales para momentos complicados.

 

La historia de Enzo Favaloro, internado desde el pasado 14 de noviembre en la UCI del hospital de Legnano, municipio ubicado a una hora de Milán, merece ser contada y lo convierten en un ejemplo de lucha y superación durante la pandemia.

Radio.Enzo

Carolina Favaloro, una de las hijas del mencionado paciente, narra la situación, que comenzó en enero, se volvió viral y recibe miles de comentarios de diferentes partes del mundo.

 

Noticias relacionadas

“Entendimos que nuestro padre necesitaba algo concreto para animarse y reaccionar ante la dificultad que atravesaba. Los médicos nos dieron la posibilidad de utilizar una tableta para comunicarnos con él y tuvimos la idea de inventar una radio para hacerle compañía a través de nuestras voces, su música preferida y así reducir la distancia”, comenzó su relato la joven italiana.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Radio Enzo (@radio.enzo)

Con sólo un micrófono de 29 euros y mucha inventiva, Carolina y su familia se lanzaron a la aventura de acompañar a Enzo a la distancia: “Entendimos que el mensaje tenía que ser sencillo y muy claro. La música tiene que ser enérgica, pero al mismo tiempo hay que evitar algo melancólico y letras que puedan recordarle algo negativo”. A la hora de comunicar, casi como especialistas en la materia, apuntaron a la idea “capítulo por capítulo”: “El mensaje tiene que ser muy eficaz: debe estar enfocado en comunicarle las actualizaciones médicas y confirmar su situación con palabras simples. Sabemos que otro aspecto fundamental es la fisioterapia, así que en cada grabación le damos nuestra energía positiva y ánimo para que mueva bien las piernas, las manos y que escuche a los médicos porque son el medio para alcanzar el objetivo, que es regresar a la normalidad”.

 

Más allá de las dificultades que vive el paciente, por la soledad y la incertidumbre, la familia también sufre la distancia: “No poder estar cerca de nuestro padre en este momento para poderle decir que no está solo es una situación muy difícil y surreal. Por otro lado, este proyecto nos está ayudando muchísimo: primero porque los médicos nos dicen que psicológicamente lo ayuda mucho y, además, esta radio significa pasar el tiempo todos juntos en familia, hacer algo importante que nos hace sentir útiles para nuestro papá y nos alivia la tensión y los pensamientos negativos”.

 Radio.Enzo

Como mencionamos anteriormente, la noticia de Radio.Enzo llegó al mundo entero y los mensajes no tardaron en llegar a la cuenta de Instagram del proyecto: “Recibimos un montón de mensajes de esperanza y apoyo a través de las redes sociales. Personas que no nos conocen nos cuentan que rezan, nos apoyan y nos mandan buenas vibras para nuestro padre. Recibimos muchas historias emocionales de personas que se encuentran en nuestra misma situación y buscan alivio. Hay personas que quieren replicar nuestra iniciativa por sus seres queridos, así que estamos intentando grabar unos videos tutoriales para poder utilizar la misma aplicación que utilizamos nosotros, ‘Garage Band’”, comentó la mujer de 25 años.

 

Internado desde mediados de noviembre del 2020, Enzo sigue luchando contra la enfermedad y se apoya en la fuerza de los suyos: “Los médicos están muy contentos del proyecto y nos comentan que nuestras voces ayudan mucho a nuestro padre para no sufrir la distancia. Además, nos dicen que consigue estar despierto durante los 20 minutos del programa, se mueve como le decimos nosotros y las canciones son una estimulación fantástica dado que él es un apasionado de la música. También los médicos nos dan la oportunidad de hacer una videollamada de algunos minutos y papá nos dice que la radio le encanta”.

 Radio.Enzo

Amor, superación y familia, una combinación ideal para combatir al coronavirus y a cualquier dificultad que la vida nos presente.