Charles Osborne, hombre que tuvo hipo durante 68 años seguidosCharles Osborne.

El 2 de abril de 1894, nada hacía suponer que el nacimiento de Charles Osborne en una modesta granja de Anthon,Iowa, Estados Unidos; iba a quedar grabado a fuego -mucho tiempo después- en la historia de las más extrañas curiosidades.

 

Charles creció en ese apacible y monótono lugar, ayudando a su padre como granjero. Sus días transcurrían sin el más mínimo atisbo de cambio, y fue así hasta la primavera de 1922, cuando su vida cambió para siempre. El mismo Charles Osborne se encargó, durante una entrevista realizada en 1982, de contar su increíble historia.

 

"Estaba colgando un cerdo de 350 libras para la carnicería. Lo recogí y luego me caí. No sentí nada, pero el médico dijo más tarde que rompí un vaso sanguíneo del tamaño de un alfiler en mi cerebro”, recordaba.

 

Tras la faena, y al volver a su casa, Charles Osborne tuvo un repentino ataque de hipo. En su familia trataron por todos los medios de lograr que se le pasara, pero no encontraron el modo de hacerlo. Nada parecía aliviarlo, ni siquiera con los milagrosos remedios caseros.

 

Charles intentó con todo lo que tenía a su alcance: probó tomar agua mientras mordía un lápiz, ahogarse con una cucharada de azúcar e, incluso, respirar dentro de una bolsa de papel, tal como alguien le llegó a recomendar. Pero nada. El hipo no pasaba y las contracciones del diafragma siguieron y siguieron a ritmo constante. Los días se transformaron en semanas y las semanas en meses; hasta que -acostumbrado a su "nuevo compañero", decidió que de todos modos debía regresar al trabajo; cosa que hizo.

 

Como fuera, el hipo se siguió manifestando en Charles Osborne por -nada menos que- los siguientes 68 años de su extraña e incómoda vida. El desafortunado llegó a hipar cada tres segundos y, según los médicos que fueron estudiando su curioso caso, durante las primeras décadas tuvo hipo hasta 40 veces por minuto, disminuyendo a 20 por minuto en años posteriores.

 

Luego se supo que mientras dormía, el hipo disminuía levemente, aunque luego se calculó que durante toda su vida pudo hacerlo cerca de 430 millones de veces. Durante una primera etapa, Charles Osborne buscó consejo médico, y hasta llegó a viajar muchos kilómetros para consultar con profesionales que le recomendaban, uno de ellos en Alaska. Pero esos largos viajes eran muy costosos y, tras muchos años terminó aceptando que el hipo era parte inseparable de su propio ser.

 

Su caso tan particular lo llevó a convertirse en una triste celebridad y así tuvo una estelar aparición en el programa de radio "Ripley’s Believe It or Not", además de ser entrevistado por Johnny Carson en "The Tonight Show", y conseguir un lugar en "The Guinness Book of World Records" para "el mayor episodio de hipo" de todos los tiempos.

 

Pese a todo, Osborne llevó una vida prácticamente normal. Se casó dos veces a lo largo de sus 97 años de vida. Cuando se casó con su primera esposa, no tenía sus molestos ataques de hipo, pero su segunda esposa se casó con él pese a estas circunstancias. El hombre fue padre de ocho hijos. También llegó a cumplir servicio en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

 

De todos modos, no todo era tan "normal" y llegó el momento en que su vida se transformó en toda una pesadilla. Y tanto fue así que con el paso de los años se vio obligado a comenzar a moler cualquier tipo comida en una licuadora ya que era difícil -cuando no imposible- que el alimento llegara a su estómago entre hipo e hipo, aunque durante el último año de su vida estuvo milagrosamente libre de este movimiento involuntario del diafragma.

 

Como si se tratara de un milagro inesperado, el hipo de Charles Osborne se detuvo por completo en 1990, pero un año después, falleció a los 97 años por causas naturales. Pasó a la historia como el hombre que tuvo hipo durante 68 años seguidos, sin parar.

 

 


Instagram: @marcelo.garcia.escritor
Twitter: @mdGarciaOficial

Noticias relacionadas

Historia de vida
Historia
Curiosidades
Diario 26
Marcelo García
Canal 26 (categoria)