Joven asesinó al actual novio de su ex en CampanaJoven asesinó al actual novio de su ex en Campana.

Un joven de 22 años fue asesinado de una puñalada en el pecho en la localidad bonaerense de Campana y por el crimen fue detenida una chica de 19 años que era la expareja de la amiga de la víctima, quien en varias oportunidades había amenazado con matarlos y ahora fue imputada de un "femicidio vinculado", informaron fuentes policiales y judiciales.



La joven detenida fue identificada por los investigadores como Melanie Díaz (19), quien quedó imputada por el delito de “homicidio agravado por su intención de causar sufrimiento en una persona con la cual tuvo una relación de pareja” previsto en el artículo 80, inciso 12 del Código Penal, conocido como "femicidio vinculado".



El hecho ocurrió esta madrugada en una vivienda de la calle Jujuy, entre Alfieri y Modarelli, de la mencionada localidad del norte de la provincia de Buenos Aires, y la víctima fatal fue identificada por los investigadores como Emiliano Benítez (22).



Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que tras un llamado al 911, los efectivos concurrieron a ese domicilio y, al ingresar, hallaron el cadáver de Benítez (22), el cual presentaba una herida de arma blanca a la altura del tórax.



Según el relato de testigos y vecinos, minutos antes, la víctima había sido atacada por Díaz, una joven de 19 años que había mantenido una relación de pareja con la actual novia de Benítez, llamada Ayelén, y que ya había amenazado varias veces con matarlos a ambos si los encontraba juntos.



La fiscal Ana Laura Brizuela, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Campana, ordenó la aprehensión de la chica y la imputó por el delito de “homicidio agravado por su intención de causar sufrimiento en una persona con la cual tuvo una relación de pareja”, el cual contempla en un futuro juicio oral la pena de prisión perpetua.

Noticias relacionadas



Según expertos en violencia de género, lo llamativo es que ese delito fue pensado para otro tipo de casos, como por ejemplo, para hechos en los que los femicidas matan a los hijos o a la actual pareja de su exmujer.



Según determinaron los investigadores, Díaz había sido novia de Ayelén y en los meses finales de esa relación, y especialmente luego de la ruptura, hubo varias situaciones de violencia.



"La imputada tenía varias denuncias por amenazas y agresiones que había recibido Ayelén. Ahora se enteró que estaba con Emiliano y le empezó a mandar mensajes con amenazas diciéndole que la iba a matar a ella y a él", precisó una fuente encargada de la pesquisa.



De acuerdo con la investigación, Díaz se acercó a la vivienda en la que estaba la pareja mirando televisión y comenzó a golpear la puerta, pero como no hubo respuesta empezó a patearla.



"Hace un mes habían cambiado la puerta porque ya la había roto a patadas", añadió el vocero.



Tras ingresar por la fuerza, la acusada le preguntó a él qué hacía ahí y, casi inmediatamente, le dio una puñalada en el pecho, a la altura del corazón, con un cuchillo que había llevado.



La víctima salió corriendo a la calle y su novia se escondió en la habitación en la que dormía su hijo de cinco años, tras lo cual la agresora quiso entrar por la fuerza para atacarla.



Sin embargo, Ayelén pidió ayuda a los gritos para que su hermana, que vive al lado, fuera a socorrerla y, ante esa situación, Díaz se retiró de la casa.



"La imputada se queda a una cuadra de distancia y le seguía gritando que la iba a matar, lo mismo que le decía por mensajes de Messenger y WhatsApp", relató la fuente con acceso al expediente.



La sospechosa, quien a los pocos minutos le envió otro mensaje a su exnovia en el que le dijo que lo que hizo "era lo que había que hacer" y que era "necesario", finalmente fue aprehendida por la Policía en la esquina de su casa.



Según el testimonio de la hermana de la novia de Emiliano, Ayelén no le había contado a él sobre su relación anterior con la acusada y no quería "asustarlo" con todo lo que había pasado con ella.



"Vivían en otro barrio y no se conocían, alguien le dijo que estaba saliendo con la víctima y ella fue a matarlos, una locura", añadió el vocero.



La fiscal Brizuela indagará mañana a Díaz y dispuso una serie de pericias para determinar si estaba bajo los efectos del alcohol o estupefacientes.



"Se le extrajo sangre pero a simple vista parecía normal y con el recorrido que hizo, tomado por las cámaras de seguridad, yéndose del lugar tuvo una determinación y una frialdad que fue decidida a hacer eso", concluyó el jefe encargado de la investigación.