Papa Francisco, Iglesia, viaje a Iraq, REUTERSAnuncio del viaje del Papa Francisco. Foto: Reuters.

El Vaticano confirmó este jueves el viaje del próximo viernes del papa Francisco a Irak, pese a un reciente ataque con misiles a una base militar de Estados Unidos en ese país de Oriente Medio. El Santo Padre se apresta a iniciar el viaje más difícil e importante de su Pontificado, destacó El Vaticano, con miras a la visita de Francisco a Irak, del 5 al 8 de marzo. Los objetivos planteados son: cercanía a los cristianos, apoyo a la reconstrucción del país devastado por guerras y el terrorismo y mano tendida a los hermanos musulmanes, según se informó.

 

"Se hace realidad el sueño de Juan Pablo II", destacó una editorial publicada en el sitio web "Vatican News" con la firma de Andrea Tornielli. En Irak, la comunidad de cristianos católicos ha sido tradicionalmente castigada y perseguida, recordó el sitio France24.com.

 

En las últimas horas, varios misiles cayeron sobre la base aérea iraquí de Ain al Asad, que alberga tropas de los Estados Unidos, de la coalición, así como fuerzas iraquíes, informaron medios internacionales. Se trata del segundo ataque de estas características en apenas un mes.

 

Noticias relacionadas

En este marco, el argentino Jorge Bergoglio se apresta a viajar a Irak y convertirse en el primer máximo representante de la Iglesia católica en visitar ese país, un anhelo que también tuvo el fallecido Juan Pablo II, pero que se vio truncado por los problemas de seguridad en la región. Los cristianos iraquíes llevaban 22 años esperando al Papa, evoca este miércoles la nota editorial de la página vaticana.

 

"Fue en 1999 cuando San Juan Pablo II programó una breve, pero significativa peregrinación a Ur de los Caldeos, primera etapa del camino jubilar a los lugares de la salvación", indicó.
Y explicó: "Quería partir desde Abraham, del padre común reconocido por judíos, cristianos y musulmanes. Muchos desaconsejaron al anciano pontífice polaco, pidiéndole que no realizara un viaje que habría podido correr el riesgo de reforzar a Saddam Hussein todavía en el poder tras la primera Guerra del Golfo".

 

"El Papa (Karol) Wojtyla siguió adelante por su camino, a pesar de los intentos de disuadirlo, realizados en particular por los Estados Unidos. Pero al final ese viaje relámpago de carácter exquisitamente religioso no se hizo por la contrariedad del presidente iraquí", señaló el artículo.
Añadió que en 1999 el país ya estaba de rodillas por la sangrienta guerra contra Irán (1980-1988) y por las sanciones internacionales que siguieron a la invasión de Kuwait y a la primera Guerra del Golfo.

 

El número de cristianos en Irak era entonces más de tres veces superior al actual, se informó.
"El Papa Wojtyla alzó su voz contra la segunda expedición militar occidental en el país, la guerra relámpago de 2003, que se concluyó con el derrocamiento del gobierno de Saddam", puntualizó el sitio web. E insistió con el archivo argumental de todo lo que afirmó el Papa por entonces. La nota editorial repasó la historia hasta los últimos tiempos, marcados trágicamente por el surgimiento del autodenominado Estado Islámico proclamado por el Isis.

 

"Durante estos años, cientos de miles de cristianos se han visto obligados a abandonar sus hogares para buscar refugio en el extranjero. En una tierra de primera evangelización, cuya Iglesia muy antigua tiene orígenes que se remontan a la predicación apostólica, hoy los cristianos esperan la visita de Francisco como una bocanada de oxígeno. Desde hace tiempo, el Papa había anunciado su voluntad de ir a Irak para consolarlos, siguiendo la única ´geopolítica´ que le mueve, es decir, la de manifestar la proximidad a los que sufren y la de favorecer, con su presencia, procesos de reconciliación, reconstrucción y paz", continuó Vatican News.

 

Por otro lado, 29 organizaciones no gubernamentales de inspiración religiosa que trabajan en Irak hicieron público un comunicado con motivo de la visita que el papa Francisco realizará a esa nación del 5 al 8 de marzo. "Iraq es la cuna de la civilización humana y un hermoso país de rica diversidad cultural y religiosa. Durante siglos, muchas comunidades étnicas y religiosas han convivido en esta tierra.

 

Sin embargo, en las últimas décadas, Irak ha sufrido la guerra, la inseguridad y la inestabilidad y, más recientemente, el ascenso del ISIS", indicó el documento.