Diego Schwartzman, tenis, NADiego Schwartzman, NA.

Diego Schwartzman alcanzó la gloria este domingo al vencer a Francisco Cerúndolo, por lo que el torneo de Argentina Open tuvo un campeón local, luego de 13 años.

 

Schwartzman ganó el certámen tras imponerse en dos sets por 6-1 y 6-2.

 

Así, Peque se convirtió en el quinto campeón argentino en Buenos Aires. Después de 13 años, el trofeo se quedó en la Argentina.

 

"Es el más lindo", dijo el top ten, Diego Schwartzman, tras lograr el cuarto título en su carrera.
  


El parcial inicial duró 41 minutos y terminó con un categórico 6-1 para Schwartzman, aunque el resultado no terminó de reflejar la paridad que hubo un muchos pasajes del partido. Peque lo quebró a Cerúndolo de entrada en dos oportunidades para ponerse 4-0 y volvió a quedarse con el servicio de la sorpresa del torneo en el séptimo juego para llevarse el set.

 

Como sucedió en el primer set, Peque le quebró el saque a Cerúndolo en el inicio y se puso arriba 3-0, aunque Francisco se recuperó rápido y se puso en servicio. De todos modos, Schwartzman otra vez se quedó con el saque de su adversario en el sexto game; repitió en el octavo y cerró una categórica victoria frente a Cerúndolo, que no pudo tener su final soñada en una semana que fue soñada para él.

 

Esta fue la segunda final del Argentina Open para Schwartzman, que ya la había disputado previamente en 2019 y cayó de manera inapelable ante el italiano Marco Cecchinato por 6-1 y 6-2. "Es un sueño ganar el título acá, en mi casa, ante mi familia y amigos, espero lograrlo", dijo ayer Schwartzman, primer preclasificado del torneo, tras derrotar por 6-0 y 6-4 al serbio Miomir Kecmanovic (42°) en la semifinal. Y lo concretó.

 

Por su lado, Francisco Cerúndolo, la gran sorpresa del Argentina Open, jugó su primera final ATP. Este joven tenista de 22 años arrancó su camino en la qualy del certamen y se ganó su lugar en el partido decisivo gracias a la victoria conseguida en la semifinal ante el español Albert Ramos Viñolas (46°), por 7-6 (5), 3-6 y 6-2.

 

Al término del juego Schwarztman dijo que sentía "emoción y felicidad" y si bien había pensado "muchas cosas" para hacer si se quedaba con el título solo le salió "levantar las manos".

 

"Este torneo es el más lindo. Desde que soy chiquito vengo acá a ver tenis, a ver a mi entrenador (Juan Ignacio Chela). Me sentaba ahí en el codo. Me colaba, ja, de alguna manera siempre entraba. Ahora ganarlo es más lindo. Y más lindo es poder competir contra otro argentino. Más allá de que él la quería ganar, Fran como su hermano vienen haciendo cosas espectaculares", afirmó.

 

Noticias relacionadas

Argentina Open
Francisco Cerúndolo
Diego Schwartzman