Meghan Markle y el príncipe Harry con Oprah Winfrey, REUTERSMeghan y Harry con Oprah. REUTERS.

Meghan Markle y el príncipe Harry develaron secretos de la familia real británica en una íntima conversación de dos horas con la famosa presentadora estadounidense Oprah Winfrey.

Noticias relacionadas

 

El programa fue emitido en la noche de Estados Unidos y en él la pareja habló de las presiones en palacio, de racismo, de salud mental y de la dinámica de la familia real. "Es contenido explosivo: puro, revelador y enormemente dañino para el Palacio [de Buckingham]", definió el periodista de la BBC especializado en la monarquía británica, Jonny Dymond, a esta entrevista que vio el mundo.

 

LOS MOMENTOS MÁS DUROS DE LA ENTREVISTA:

*Uno de esos momentos fue cuando Oprah preguntó a la duquesa de Sussex sobre algunas de sus declaraciones pasadas, donde describió su etapa como miembro de la realeza en Reino Unido como algo casi imposible de "sobrevivir". La periodista habló de que "hubo un punto de inflexión". Y la respuesta de Markle fue tajante: "Simplemente ya no quería seguir viviendo".

 

Dijo haberse sentido "avergonzada" de hacerle esta confesión al príncipe Harry, su esposo e hijo de Lady Di, por todo lo que vivió en su vida. Habló de las grandes "pérdidas que ha sufrido" su marido pero ella lo vivía como "un pensamiento constante, real y aterrador", tal reveló a la presentadora de Estados Unidos.

 

La duquesa de Sussex contó que pidió ayuda a "la Institución" (el Palacio de Buckingham), pidiéndoles ir a algún centro de asistencia por lo que estaba viviendo. Le cerraron las puertas. 

 

Y ante la pregunta de Oprah si tuvo "pensamientos suicidas", respondió: "Sí", pensé que eso solventaría todo para todos".

 

Desde ese momento vivió presión mediática, le limitaron sus actividades y no pudo salir de casa en meses. Se sintió "sola". Incluso, el príncipe Harry contó que no tenía "ni idea de qué hacer" y que entró "en un lugar muy oscuro": "No tenía nadie a quien recurrir".

 

Esa situación los llevó a apartarse de sus roles, en marzo de 2020, y se fueron del país. Denunciaron discriminación, mentiras y persecución de los tabloides británicos. Y Markle confesó: "(Harry) nos salvó a todos la vida".

Meghan Markle y el príncipe Harry con Oprah Winfrey, REUTERSMeghan y Harry con Oprah. REUTERS.

*También dieron detalles sobre la decisión de la familia real de no conceder el título de príncipe a Archie, su primogénito, y que tampoco tiene seguridad. La duquesa de Sussex contó que hubo conversaciones de miembros de la familia sobre cuán oscura sería la piel del bebé cuando naciera: "Qué significaría o cómo se vería".

 

Winfrey le consultó si le preocupaba que su hijo fuera "demasiado moreno". "Si esa es la deducción que estás haciendo, creo que es una bastante adecuada", respondió. Y remarcó que fue una conversación entre miembros de la familia real y el príncipe.

 

Ante el asombro de la periodista, el nieto de Isabel II respondió: "Es algo que nunca voy a compartir públicamente... En su momento, fue raro, me quedé un poco impactado". Fue al inicio de su relación. Y Harry se mostró molesto porque su familia no condenara la cobertura mediática racista sobre ellos.

Meghan Markle y el príncipe Harry con Oprah Winfrey, REUTERSMeghan y Harry con Oprah. REUTERS.

*Tras la decisión de los duques de Sussex, la relación entre Harry y su padre el príncipe Carlos entró en una crisis. El príncipe de Gales y heredero al trono, no le atendió más el teléfono. "Hay mucho que trabajar (en esa relación)", dijo.

 

"Me siento realmente decepcionado, porque él ha pasado por algo similar, sabe lo que es el dolor… y Archie es su nieto... Pero, al mismo tiempo, por supuesto que siempre le querré pero se ha hecho mucho daño y seguirá siendo una de mis prioridades tratar de curar esa relación", agregó.

 

En cuanto a su hermano, el príncipe William, dijo que están en "caminos diferentes" y junto a su padre están "atrapados" en el sistema.

 

Aclaró que tiene "muy buena relación" con su abuela, la reina Isabel. Pero dijo que les retiraron el apoyo financiero, que los llevó a buscar acuerdos para proyectos con Netflix y Spotify y poder solventar su economía familiar.

Meghan Markle y el príncipe Harry, boda, REUTERSMeghan y Harry en su boda polémica. REUTERS.

*Meghan aclaró sobre su relación con la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, y los rumores en torno al "llanto" de Kate por unos vestidos de flores de la boda de Harry y Meghan. Dijo que pasó todo "lo contrario". Kate se disculpó con ella, enviándole flores.

 

También hablaron de las críticas a la familia real por no defender a los duques de Sussex. Y que hasta todo "empeoró" cuando se casaron, en mayo de 2018: "Acabé entendiendo que no solo no iba a ser protegida, sino que estaban dispuestos a mentir para proteger a otros miembros de la familia". "Pero no estaban dispuestos a decir la verdad para protegerme a mí o a mi marido", agregó Meghan.

 

La joven contó que supo que había que hacer una "reverencia" al conocer a la reina Isabel, de quien dijo recibir un trato "maravilloso". "¿Sabes hacer una reverencia?", le preguntó Harry en ese entonces. "Pero es tu abuela", le dijo Markle sorprendida por el protocolo. "Es la reina", respondió el príncipe Harry.

 

*En la entrevista con Oprah, Meghan contó que la pareja se casó en secreto tres días antes de la fecha oficial de su boda, en mayo de 2018.

 

Ante la presentadora, revelaron que esperan una niña. 

 

Y ante la pregunta de Winfrey de si su relación con Harry tuvo un final feliz con el príncipe, respondió: "Mejor que cualquier cuento de hadas que hayas leído jamás".

 

Una entrevista polémica que hizo ruido en la realeza británica.