Joan Laporta, presidente del Barcelona. ReutersJoan Laporta, presidente del Barcelona. Foto: Reuters

El pasado domingo 7 de marzo, Joan Laporta asumió como nuevo presidente del FC Barcelona. Será su segundo ciclo en la institución de Cataluña, que ya presidió entre 2003 y 2010. La continuidad de Messi, es el objetivo principal.

 

El futuro del argentino continúa siendo incierto a falta de tres meses para la finalización de su contrato. Con varios asuntos por resolver, que Leo Messi siga postando la cinta de capitán del conjunto azulgrana, pareciera que es el principal. Hace algunas semanas, era un hecho su salida. Pero lo concreto, es que la victoria de Laporta en las elecciones podría llegar a cambiar el rumbo de esta historia. Por ende, el principal propósito de esta dirigencia, es garantizarse la continuidad del astro argentino.

 

Un dato de color: desde que llegó a Barcelona, fue la primera vez que Messi participó de la votación, por lo que fue muy evidente, cuál iba a ser su candidato. La buena relación entre estos dos protagonistas, sería la clave para que Leo continúe en el club.

 

Noticias relacionadas

“¿Por qué esperar hasta mañana? Esta misma noche me pondré en contacto con él”, declaró el nuevo presidente, una vez finalizado el conteo de la votación. Un proyecto deportivo competitivo, y un contrato a la altura, serían los motivos principales para lograr seducir a que permanezca en la institución al mejor jugador de la historia del club. Está claro que son los últimos años de Messi dentro del terreno de juego, por lo que el argentino buscará disfrutarlos al máximo, y conociendo su mentalidad, será con la intención de ir a por todo.

 

Joan Laporta y Lionel Messi, abrazo.El abrazo entre Laporta y Messi invita a los hinchas del Barcelona a soñar con la renovación.

Sin embargo, la continuidad de Messi, no es la única cuestión a resolver. Laporta deberá saldar las cuentas económicas del club azulgrana, en las que cuenta con una gran deuda de 1.173 millones de euros (1.426 millones de dólares), según la memoria económica 2019/2020.

 

En lo deportivo, el nuevo presidente insistir por potenciar la cantera del Barça, con el objetivo de convertir la Masía en un centro de excelencia deportiva.

 

No obstante, la prioridad será fortalecer un equipo que no ha vuelto a ganar ningún título desde abril de 2019, y su meta principal en el horizonte está en su pasaje a la final de la Copa del Rey. Además, pese a las dificultades por resultado y funcionamiento, buscará la hazaña en el estadio del PSG por el partido de vuelta de los octavos de final de Champions.

 

Logre o no avanzar a la siguiente fase, el panorama del futuro de Messi en Barcelona cambió, y es para mejor. Ahora ya lo dijo su presidente: “Ya lo intentamos convencer, pero su continuidad dependerá exclusivamente de él.”