Karina Rubín, víctima de violencia de géneroKarina Rubín, víctima de violencia de género.

Karina Rubín tiene 45 años y hace casi 9 años vive una pesadilla de violencia, maltratos y golpes por parte de quien fuera su ex pareja y padre de su hijo. Rubín realizó 19 denuncias penales contra él y ninguna avanzó. La mujer pide difusión sobre su caso para que la Justicia de una vez actúe para brindarle garantías de seguridad para ella, su hijo y su familia.

 

"Lo conocí en 2006, estuve un año de novia y dos años de casada que fue cuando empezó todo este calvario cuando nació mi hijo en 2008. Es muy difícil irse después del primer golpe porque el sometimiento es el mayor de todos. Le pedía que si me iba a pegar que no sea delante del nene que en ese entonces tenía 3 años y se escondía debajo de la mesa llorando", reveló.

 

Respecto a los casos similares al suyo que ve en las noticias, comentó: "Cuándo veo las noticias sobre casos de violencia de género, veo mi realidad sobre todo por la inoperancia de la Justicia. Mi causa está en el Juzgado Civil número 25 a cargo del Dr. Aon y no tengo respuestas, hablaron de un botón antipánico que está apagado, no funciona y a nadie le preocupa. Mis denuncias quedan en la nada".

 

Noticias relacionadas

Karina debió cambiar tres veces de abogado, las tres mujeres, porque su ex las hostigaba por lo que en esta oportunidad contrató a un abogado hombre. Detalle que le "molestó mucho", según explicó la mujer. Además, toda su familia debió cambiar sus teléfonos ya que "continúa realizando llamadas en modo privado hasta el día de la fecha".

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Karina (@karinarubinok)

"Vivo mirando para atrás todos los días. Una de las agresiones más graves fue en la época de Wanda Taddei: él me llamaba Wanda, me tiraba con el alcohol y hacía que iba a prender el fósforo. Después si yo no quería barrer o no hacía algo desenroscaba el palo de escoba de manera lenta vos ya sabía lo que iba a venir que era el golpe".

Karina Rubín, víctima de violencia de géneroKarina Rubín tiene 45 años y realizó la primera denuncia en 2012. 

"Llevo 8 años con prórrogas perimetrales y no tengo justicia. El botón que me dieron funcionó por un tiempo y lo digo para las mujeres que lo tenemos: no es una solución. Este hombre tiene denuncias por violar la perimetral, yo tocaba el botón y lo único que hace es llamar al 911 e iniciar una grabación y la Policía por no tener una foto viene y este señor se va caminando por lo que yo sería la única que puede retenerlo", expresó.

 

Continuando con su relato sobre el calvario que vivió, reveló: “Me pegaba con puño cerrado patadas tirones de pelo, me rompía los objetos y los tiraba por la ventana de la habitación de mi hijo diciendo que yo merecía esto ya que era un correctivo porque me portaba mal”.

 

“Me controlaba al bañarme si superaba los 7 minutos me dejaba con agua fría, me obligaba a limpiar azulejos en el momento y me pegaba en la bañera si no estaba bien”, contó y además sumó que “me ha puesto en la comida mis pelos juntados en el piso porque decía que no los juntaba”.

 

El violento tiene varios juicios penales pendientes, pero se encuentran parados ya que presentó un informe psiquiátrico el cuál indicaba que no está en condiciones de afrontarlo.

 

"Cuando salgo a la calle es donde más miedo tengo, cuando llevo a los chicos al colegio porque se ha aparecido disfrazado con gorros, lentes oscuros. El juez dictó por obligación un encuentro con mi hijo a solas, sin saber cómo estaba la situación, cuando han fallado todas las revinculaciones. El miedo es todo el tiempo", manifestó.

 

La mujer realiza constantes posteos en su cuenta de Instagram, @karinarubinok, donde incluso subió una de las amenazas que le propició su ex y que llegó a grabar.

 

Incluso el jueves debió realizar una nueva denuncia porque continúa realizando llamadas en privado y al atender el sujeto "respira y corta". Además, ha publicado una foto de un niño desconocido diciendo que es su hijo en la playa "pidiendo intervención urgente por verlo flaco triste y desnutrido", reveló.

Karina Rubín, víctima de violencia de géneroKarina pide difusión de su caso para obtener respuestas de la Justicia. 

Karina debe recurrir a las redes y a los medios de comunicación para poder ser escuchada y que su caso deje de quedar en la nada para evitar cualquier tragedia porque el violento ha demostrado no tener límites. "Las leyes tiene que cambiar, esta no es la forma en la que nos podemos cuidar”, concluyó.