Scott Morrison, primer ministro de Australia, REUTERSScott Morrison. REUTERS.

Un verdadero escándalo sexual por conductas inapropiadas se vive en Australia por estas horas. Involucra a empleados masculinos del partido gobernante. El primer ministro Scott Morrison calificó el hecho como "absolutamente vergonzoso".

 

Un informe publicado el lunes por el periódico australiano y el Ten Network nacional reveló que varios miembros del personal se habían filmado realizando actos sexuales en la Casa del Parlamento, incluso en el escritorio de al menos una legisladora, y compartieron las imágenes en una página especial de chat grupal de Facebook. 

 

El primer ministro Morrison dijo a los periodistas el martes que estaba "conmocionado y disgustado" por el informe, y que un miembro del personal de un legislador había sido despedido por participar en el grupo.

 

Noticias relacionadas

El primer ministro y su conservador Partido Liberal han sido objeto de un intenso escrutinio en las últimas semanas por una serie de acusaciones de conducta sexual inapropiada dentro de sus filas.

 

La acusación más grave provino de Brittany Higgins, ex miembro del personal de la ministra de Defensa Linda Reynolds, quien dijo que fue violada por un alto funcionario en el Parlamento en 2019.

 

Otra involucra al fiscal general Christian Porter, quien también ha sido acusado de violar a una niña de 16 años en 1988 cuando él tenía 17, una acusación que él niega.

 

Los escándalos provocaron manifestaciones masivas en Australia hace más de dos semanas con manifestantes exigiendo el fin de la violencia sexual contra las mujeres.

 

El primer ministro Morrison dijo el martes que estaba abierto a que el Partido Liberal introdujera una cuota mínima de candidatas para aumentar el número de legisladoras.