Nicolás Maduro, prtesidente de Venezuela, ReutersNicolás Maduro, REUTERS

Tras la salida de Argentina del Grupo de Lima, el gobierno de Joe Biden dijo que Estados Unidos cree que debe haber una “solución negociada” en Venezuela, reiteró que debe haber elecciones “libres y justas”, y planteó que espera “fortalecer la coordinación” con sus socios internacionales que estén comprometidos con la democracia en busca de una salida a la crisis en el país caribeño.

 

“Estados Unidos cree que debe haber una solución negociada a la crisis precipitada por Maduro. Debe haber elecciones presidenciales y parlamentarias libres y justas en Venezuela. Esperamos fortalecer la coordinación con socios internacionales comprometidos con un futuro pacífico y democrático en Venezuela”, indicó un vocero del Departamento del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado.

 

Esa fue la primera reacción del gobierno de Biden al anuncio de la Cancillería de abandonar el grupo de 14 países formado durante la gestión de Mauricio Macri para buscar una salida a la crisis política y humanitaria en el país caribeño.

 

Entre las explicaciones que dio el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino para abadonar el Grupo de Lima figura el del coronavirus y la supuesta falta de acceso que el régimen tiene a insumos básicos para combatirlo. “En un contexto en el que la pandemia ha hecho estragos en la región, las sanciones y bloqueos impuestos a Venezuela y a sus autoridades, así como los intentos de desestabilización ocurridos en 2020, no han hecho más que agravar la situación de su población y, en particular, la de sus sectores más vulnerables”, dice el documento de Solá.

Noticias relacionadas

Venezuela
Estados Unidos
Nicolás Maduro