Lucas Moscariello - Los GladiadoresLucas Moscariello - Los Gladiadores

Luego de un excelente Mundial en Egipto, en el que un gol los dejó afuera de una histórica clasificación a cuartos de final, Los Gladiadores, de la mano del entrenador español Manolo Cadenas, buscarán en Tokio 2020 seguir haciendo historia, esta vez, en un Juego Olímpico.

 

La Copa del Mundo le dejó grandes sensaciones al equipo de handball nacional y, sin dudas, uno de los más destacados fue Lucas Moscariello, quien se ubicó como el segundo goleador del equipo y su gran actuación le permitió llegar a uno de los clubes más importantes del mundo, donde compartirá plantel con el “Messi del handball”: al finalizar la gran cita del deporte, pasará al Montpellier de Diego Simonet.

Lucas Moscariello - Los Gladiadores

Tras una mezcla de sensaciones, entre la frustración por el partido ante Qatar y la satisfacción por el  gran torneo realizado, Mosca cuenta cómo se viven las semanas previas a un Juego Olímpico muy especial: “Manejar la ansiedad es difícil porque nosotros esperamos mucho este momento y que lo hayan cancelado pocos meses antes del inicio fue bastante duro. Creo que con lo que fue la pandemia se aprende a controlar la ansiedad porque no sabes lo que puede pasar el día de mañana. Mismo ahora, aunque los Juegos ya estén confirmados y ya hayan salido los protocolos, me parece que siempre hay que ser cauto porque no se sabe lo que puede pasar en un futuro. Es muy difícil para la cabeza de un deportista estar tan cerca de un sueño, de un objetivo y que haya pasado lo que pasó. Igualmente, hay que seguir entrenando para seguir estando en la Selección”.

 

Noticias relacionadas

Las actuaciones del equipo nacional hacen que los rivales los miren de otra manera y la confianza del equipo es otra. Ante esto, el pivote de 29 años analiza: “Hace varios torneos que venimos haciendo cosas buenas. Hemos hecho un gran papel en el Mundial 2019 y, quizá, por resultados y posiciones, no fue tan vistoso como el de Egipto. Pero se jugó muy bien pese a las ausencias que teníamos. Me parece que es una línea de trabajo que nos aporta Manolo (Cadenas) y nos da resultado. Si bien estuvimos a un pequeño paso de haber hecho todavía más historia, este equipo y sobre todo este ciclo, tiene muchas cosas por delante y se pueden seguir haciendo grandes cosas. El Mundial fue una inyección anímica para todos porque sabemos que podemos competir ante cualquier equipo de igual a igual, algo que antes se hacía muy difícil porque la diferencia era muy grande.  A nivel personal, me sirve hacer grandes partidos, sentirme cómodo y tener buenos rendimientos porque eso te da confianza, no sólo a mí sino también al equipo y al entrenador”.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Lucas Moscariello (@mosca.11)

“A nivel personal, creo que el último partido (derrota 26-25 ante Qatar) nos tiene que enseñar a estar más tranquilos en momentos claves del partido y poder resolver cosas que quizá, en ese partido, con la ventaja que teníamos, no la supimos aprovechar. Cuando tuvimos que haber cerrado mejor el partido nos apuramos y tuvimos errores que, en esa instancia y ante ese tipo de rival, lo terminas pagando caro. Pero todo se trata de experiencia que te va dando los años y los partidos. Más allá de eso, el balance es súper positivo porque hicimos un Mundial histórico. Me parece que estar tanto tiempo juntos y ante tantas competencias nos sirve como experiencia, como equipo y para corregir muchos errores. Quizá uno o dos goles hubieran cambiado todo, hubiera sido mucho mejor, pero siempre hay que destacar lo positivo”, comenta el actual jugador del Liberbank Cuenca de la Liga Asobal.

 

Para tomar dimensión del pase en el que está involucrado uno de los grandes goleadores de Los Gladiadores en su historia, sólo cabe mencionar que el Montpellier se consagró campeón de Champions League en la temporada 2017-18, dejando en el camino a clubes de historia grande en el balonmano como el Barcelona, el Flensburg-Handewitt alemán, el Vardar de Macedonia y el Nantes francés en la final. “Al principio fue un poco raro, sobre todo por cómo se dio mi carrera, que pasé de jugar en un equipo de tercera división de Francia, a uno de segunda, luego a jugar en la segunda de España para después llegar al Cuenca. Dar un salto a un club tan grande es algo que me sorprendió pero ahora me doy cuenta que estoy en un punto de mi carrera donde me siento muy bien física, táctica y mentalmente y me parece que el entrenador vio eso en mí para ficharme. Creo que puedo dar una mano muy buena al club sabiendo que quizá la táctica es similar a la que implementamos en Los Gladiadores. Siempre es una grata sorpresa, una responsabilidad muy linda y un desafío hermoso”, comentó el jugador de campo que más minutos disputó en Egipto 2021 con la camiseta albiceleste.

Lucas Moscariello - Los Gladiadores

Por último, comentó los objetivos a nivel personal y grupal de cara a Tokio 2020, el próximo gran objetivo de Los Gladiadores, en el que integrarán el duro Grupo A junto a Noruega, Francia, Alemania, España y Brasil: “A nivel personal, quiero disfrutar de los Juegos Olímpicos. Tuve la suerte de ir a los Panamericanos de Lima y quizá, por la presión de tener que ganar el campeonato para estar en Japón y de hacer las cosas bien, no pude disfrutar del todo el evento. Y eso también me arrastró a no dar mi 100% en la cancha. A nivel grupal, va a depender de cómo lleguemos, pero creo sería muy lindo y un gran desafío para todos tratar de conseguir un diploma olímpico”.

*Por Matías Greisert

Tw: @MatiasGreisert