Día de Concienciación del Autismo, efeméridesDía de Concienciación del Autismo, efemérides.

Por Jéssica Sandagorda

En el año 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 2 de abril como el Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo.  Esta es una oportunidad para sensibilizar al público general en relación a la realidad que deben atravesar las miles y miles de personas que se encuentran dentro del Espectro Autista y sus familias. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 1 de cada 160 niños tiene Autismo, mientras que el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) refiere que la cifra sería de 1 por cada 58 niños, con una proporción de 1 niña por cada 4 niños.

 

Quienes tienen esta condición presentan dificultades desde su desarrollo temprano en tres áreas fundamentales: la socio-comunicación, la conducta y el procesamiento sensorial. Se habla de espectro porque la gravedad de los síntomas puede variar ampliamente e, incluso, tener áreas más comprometidas que otras. Esto hace que no existan dos personas que manifiesten esta condición de la misma manera.  Conocer a una persona con Autismo es conocer a una persona con Autismo, no la totalidad ni lo complejo de este.

 

Existen signos de alarma durante el desarrollo que permiten sospechar si un niño o niña posee una Condición de Espectro Autista (CEA). La intervención temprana en estos casos es fundamental. 

Noticias relacionadas

  • Es importante realizar una consulta si a partir de los 18 meses de edad:
  • No responde a su nombre
  • No puede explicar qué quiere
  • Muestra retraso en habilidades verbales/del lenguaje
  • No sigue instrucciones
  • Algunas veces parece escuchar y otras no
  • No señala
  • Acostumbraba hablar o balbucear y ya no lo hace
  • Tiene intensos y violentos berrinches
  • Tiene patrones de movimiento extraños
  • Se irrita ante sonidos fuertes como la licuadora, aspiradora,etc
  • No juega con juguetes
  • No sonríe como respuesta a la sonrisa
  • Pobre contacto visual
  • Sólo toma cosas para sí mismo
  • Prefiere jugar solo
  • Es muy independiente para su edad
  • Parece estar “en su propio mundo”
  • No se interesa en otros niños
  • Camina sobre puntas de pies
  • Pasa mucho tiempo alineando cosas o poniéndolas en cierto orden

 

La Dra. Nora Grañana, médica y doctora en Psicología, describe en su manual de intervención que el Autismo tiene una causa definitivamente neurobiológica. Investigaciones han demostrado alteraciones en el cerebro de los pacientes de modo irrefutable. Se encuentran diferencias en la estructura anatómica, en el funcionamiento de redes, en los neurotransmisores, y características genéticas diversas.

 

Las personas con CEA tienen derecho a estar incluidas en la sociedad. No solo a poder acceder a todos los tratamientos de rehabilitación que les sean necesarios, sino que también a ocupar los lugares que les corresponden en lo escolar, laboral y/o institucional. Para esto debemos saber que existen. Tomemos el día de hoy para concientizar que esta es una realidad que convive con nosotros todos los días. El Autismo no tiene rasgos físicos visibles, pero cuando veamos un niño/a o persona con un berrinche que parezca incontrolable, que le cueste mirar a los ojos a los demás, que parezca que no nos oye, que se mueve de forma “extraña” o que le cuesta tener conversaciones con otros por “no tener filtro” y ser “demasiado literal” ... Tal vez podamos reflexionar que esta persona pueda ser parte del Espectro y necesite ayuda, comprensión y, sobre todo, empatía.

 

Todos somos diferentes. Celebremos la diversidad, hoy y siempre.

 

Jéssica Sandagorda, Licenciada en Psicología, psicoterapeuta de niños y adolescentes con TEA