El hecho ocurrió en la ciudad brasileña de Belo Horizonte, en el estado de Minas Gerais, el propietario de una tienda de teléfonos celulares le disparo a un delincuente durante un intento de robo a mano armada.

 

Cuando el local se queda vacío, el asaltante saca una pistola y encañona a su víctima para robarle. Sin embargo, cuando se dispone a huir, el dueño de la tienda saca su propia arma de fuego y dispara contra el delincuente. 

 

El ladrón cayó al suelo tras recibir dos impactos de bala y minutos más tarde fue trasladado a un hospital, donde fue sometido a una operación. Se encuentra internado sin riesgo de vida.

 

Efectivos policiales también arrestaron a otro hombre, que en el momento del asalto se encontraba en la calle a bordo de una motocicleta, esperando a su compañero, y al ver lo sucedido, huyo del lugar. 

Brasil, intenta robar y recibe 2 disparos 

El propietario de la tienda declaró que sufrió cuatro robos en los últimos meses, por lo que decidió comprar una arma.

 

“Solo en este tiempo tuve una pérdida de aproximadamente 300 mil (reales, unos 53 mil dólares). En noviembre, en uno de los robos, se llevaron más de 60 mil reales en teléfonos móviles y otros dispositivos”, declaró a un medio brasileño.