Saludos de FamososAlguno de los famosos argentinos que envían saludos pagos a sus fans.

La pandemia trajo nuevas maneras de trabajo y hábitos que hasta antes no eran tan utilizados. A pesar de todo eso, la admiración a los artistas famosos se mantiene. Los fans ya no le piden un autógrafo a sus ídolos, ni los esperan a la salida de los teatros, canales de televisión o los sets de filmación. Ahora, se desesperan por un saludo virtual personalizado para cuando quieran ellos.

 

Esto se convirtió en una posibilidad de ingresos para quienes vieron la veta: se armó una página web que ofrece a los usuarios de internet una grabación de su artista favorito de cualquier parte del mundo. Saludos de cumpleaños o felicitaciones por haberse recibido, actores, músicos y deportistas se volcaron a este tipo de contacto virtual.

 

En la página podemos conseguir un saludo personalizado de Osvaldo Laport, Fredy Villareal, Tamara Bella, Sabrina Sabrok, Alberto Tarantini, Roxy Vázquez, Romina Malaspina y Greta Rodríguez, entre otros. Pero también de Carlos Baute, Fonseca, Noel Schajris, o el Pibe Valderrama.

 

Noticias relacionadas

Algunos sólo lo hacen para mantener el contacto con sus fans, y la tarifa que cobran la donan luego a alguna ONG. Otros, encontraron en los saludos virtuales una manera de compensar la falta de trabajo, con teatros cerrados o con capacidad reducida.

Saludos famosos Saludos de famosos de todo el mundo.

Los precios también son muy variables: van desde los 5 a los 150 dólares. Depende la popularidad del personaje, y el tipo de mensaje y su duración.

 

Otros valores manejan los artistas extranjeros: en la web cameo.com, se puede obtener un mensaje de Charly Sheen por 550 dólares, o una grabación de Tara Reid, de la saga American pie, por sólo 100 dólares.

 

El “menú” de famosos se ofrece en categorías: Game of Thrones (con 23 actores de la serie, aunque no los protagonistas), Harry Potter (21 artistas) o El señor de los Anillos (4 famosos). Una de las tarifas más caras la cobra Caitlyn Jenner, la activista trans, ex deportista olímpica y figura de reality show: su saludo cuesta 2.500 dólares.