Otra denuncia dramática de violencia de género, la golpeó, la violó y la secuestróDenuncia de violencia de género. Instagram.

Se conoció por estas horas una nueva violencia de género. Fue denunciada por una mujer que dijo ser violentada de "todas las formas posibles" por quien era su pareja. En el último encuentro, la violó, la golpeó y hasta la secuestró durante cinco horas mientras él se hacía pasar por ella con su celular en charlas con sus amigos. Dio todos los detalles de la agresión.

 

La mujer acusó a Matías Isaurralde, quien habría sido denunciado ante la justicia por violencia de género. La víctima contó que naturalizó, desde un inicio, "la tirada de pelo, la agarrada de cuello y que se haga pasar por ella tomándole el celular".

 

Luego, todo empeoró en un viaje a México. La última noche, el agresor le agarró el celular, vio una comunicación con el padre de su hijo y la empezó a empujar e insultar. Le tiró el pasaporte, la plata y le rompió el teléfono, con la idea de dejarla varada en ese país.

 

Noticias relacionadas

La joven contó que "alguien lo hizo entrar en razón y finalmente llamó a la embajada para que den un nuevo pasaporte, tuve que decir que me habían robado la mochila con todo". Cuando llegaron, ella decidió terminar con la relación pero él le pidió una última charla, a la que ella accedió. 

 

Fue un martes de tortura, violación y golpes, definió. "Me pegó en la cabeza piñas como si fuera una bolsa de boxeo, me dejó inconsciente, me clavó un cuchillo en la pierna mientras estaba en el piso. Cuando me levanté me agarró del cuello, me obligó a tener relaciones porque si quedaba embarazada cerraba mi Instagram, y cambiaba mi numero de teléfono e iba a estar conmigo para toda la vida", relató la víctima en Instagram.

 

Su ex pareja se hizo pasar por ella. "Me sacó la llave de mi casa, mi tercer celular, y se habló cinco horas con mis contactos haciéndose pasar por mí porque yo era una puta obvio. Me cerró todas mis redes, mi whatsapp, y cortó toda comunicación. Les decía que estaba bien, que estaba tomando un café con él hablando", contó.

 

Y agregó: "Mi ojo estaba morado, mi cabeza hinchada, mi nariz lastimada, mi pierna sangrando, y mis golpes por todo el cuerpo poniéndose cada vez peor".

 

"Logré salir de esta relación tóxica que casi me deja en una bolsa de basura como me dijo alguna vez, o tirada en el río, total nadie me iba a encontrar", dijo la mujer.

 

La víctima hizo la denuncia para terminar con este calvario.