Marcelo Bielsa y Pep Guardiola, REUTERSMarcelo Bielsa y Pep Guardiola, REUTERS

Un resultado tan loco como Bielsa, que no solo fue así por ser inferior en los papeles previos. Los datos y la tarjeta roja van a argumentar esto que fue un disparate total escrito en el terreno de juego del Etihad Stadium. Gozar de un dolor que supiste sufrir.

 

Fue un encuentro que comenzó a favor de los Whites. El 11 salió al terreno de juego exponiendo su clásico 4-1-4-1. El grito de gol llegó a los 42vía Stuart Dallas, tres minutos antes de que llegue la expulsión que iba a desvirtuar todo el desarrollo. Sí, a los 45se iba a ir del campo Cooper, con una roja de VAR. Un planchazo sobre Jesús lo sacó de un encuentro que pasaría a ser descomunal en lo que era el cierre de un primer tiempo que, hasta el momento, era normal.

 

En la segunda parte comenzó otro panorama. El partido iba a ser todo celeste. Con el empate de Ferran Torres a los 76, se asomaba una remontada que pintaba para goleada. De hecho, los números exponen que todo estuvo a favor de los dirigidos por Pep: 71% de posesión, 29 remates (7 a puerta) sobre 2 de Leeds, 37 centros al área y 553 pases completos (quintuplicando lo realizado por los Whites que sólo fabricaron 172 en los 90 minutos). Las estadísticas llevan a cualquier persona a pensar que fue una paliza elaborada por los Citizens...

 

Noticias relacionadas

"Hay dos palabras que es difícil que funcionen en común. Merecimos ganar, pero lo justo hubiera sido que ganara el City. Es difícil, pero es lo que pienso. Hicimos un esfuerzo grande, pero es cierto que nos dominaron y tuvieron las mejores opciones", fue la declaración de Bielsa luego de que Andre Marriner pite el final del match, que terminó siendo 2-1 a favor para los de Loco, después de que Dallas abroche el gol agónico a los 91.

 

Leeds no pudo elegir el progreso del partido, no tuvo las herramientas para lograrlo. Pero si pudo aguantar. El incremento del dominio guardiolístico no golpeó a la locura de un Marcelo que finalizó con 6 en el fondo y abrochó su primera victoria frente a Pep en 5 partidos que llevan disputados. Los datos son fenomenales para entender un partido. Adueñarse de la posesión, los disparos, los pases, te lleva a un entorno favorable. Pero también hay que saber mantenerse ante la adversidad. Hoy, Bielsa gozó de una victoria que él supo sufrir en varias ocasiones de esta temporada y selló su tercera victoria al hilo. Ya a 19 puntos del descenso, comienza a mirar hacia el otro lado, esperando algún tropiezo para acceder a algún casillero europeo. De locos, Leeds.

*Por Teo Coquet