Narcotraficante estadounidense mata a policía frente a las cámarasPolicia es asesinado por narcotraficante, Nueva Mexico State Police.

El pasado 4 de febrero, el policía Darian Jarrott , en medio de un control de tránsito, dio la voz de alto a una camioneta conducida por narcotraficante, quien, al bajar de su vehículo acribilló a disparos al efectivo. La Policía de Nuevo México, Estados Unidos, difundió las imágenes de la cámara de un patrullero y la cámara corporal del oficial.

 

El episodio tuvo lugar al este de la ciudad de Deming, cuando el agente Jarrott dio la voz de alto a una camioneta Chevrolet. A continuación, como se puede ver en el video, el oficial le pidió al hombre, identificado como Omar Félix Cueva (39), que salga del vehículo. Al bajar del lado del conductor sosteniendo un rifle tipo AR-15, el sospechoso le disparó al policía, quien se agachó y cayó de espaldas. "Cueva disparó varias veces más contra el oficial Jarrott, quien fue alcanzado por los disparos y murió", indicó el comunicado.

 

Los oficiales que llegaron al lugar, localizaran la camioneta del sospechoso, efectivos de múltiples fuerzas de seguridad lo persiguieron hasta la zona de Las Cruces, intercambiando disparos a lo largo del camino.

 

Noticias relacionadas

Además, los oficiales utilizaron dispositivos para pinchar los neumáticos del vehículo y realizaron otras maniobras para obligar a la camioneta a abandonar la carretera hasta que un patrullero logró detenerla.

 

En tanto, la Policía de Nuevo México, que honró al oficial en su cuenta de Twitter, detalló que Cueva se dirigía a Las Cruces para hacer un negocio relacionado con las drogas cuando Jarrott dio la voz de alto a su vehículo. El criminal tenía un “historial delictivo violento”, que incluía su primera detención a los 13 años por vandalismo, posesión repetida de drogas en su adolescencia y tráfico a los 21 años, culminando con una posesión con intención de distribuir metanfetaminas a los 29 años.

 Jarrott había comenzado su carrera como inspector de transporte y, en julio de 2015, había jurado como oficial de policía del estado de Nuevo México. El policía dejó a tres niños pequeños mientras esperaba su cuarto hijo en los próximos meses. El pasado viernes 12 de febrero fue enterrado en el cementerio de Shakespeare de la ciudad de Lordsburg durante una ceremonia privada.

 

ATENCIÓN: IMÁGENES SENSIBLES