Coronavirus, Argentina, pandemia, NATesteos por Covid-19. Foto: NA

Mientras la campaña de vacunación contra coronavirus se desarrolla con alarmante lentitud en la Argentina, ante la falta de vacunas y el posible colapso del sistema sanitario, el hecho de que los casos de contagio se sigan multiplicando en el Conurbano bonaerense no deja de sumar más preocupación.

 

Los datos son por demás elocuentes. La semana pasada, la tasa positividad en el conurbano bonaerense ascendió al 48%, algo que implica que la mitad de los testeos que se hicieron en los 35 municipios bonaerenses que conforman el AMBA (sin contar a la Ciudad) dieron positivo y confirmaron el diagnóstico de Covid-19. La Organización Mundial de Salud (OMS) desde el principio de la pandemia recomienda que esa tasa esté por debajo del 10% como para saber que se está testeando de manera eficaz.

 

Florencio Varela es el caso más representativo de esta alarmante situación. De acuerdo a los registros del portal Sala de Situación, donde el gobierno bonaerense carga información del coronavirus, tuvo un registro del 94% de positividad. Se hicieron 2.496 test entre el martes 6 de abril y el lunes 12. De ellos, 2.351 confirmaron la infección.

 

Noticias relacionadas

Luego siguen Berisso (78% de positividad), Ensenada (74%), Marcos Paz (73%), La Plata (67%), Presidente Perón (63%), Esteban Echeverría (60%), Berazategui (59%), General Rodríguez (56%) y Hurlingham (55%). En total, en 18 de los 35 la positividad dio por encima del 50%.

 

La situación se da pese a que los testeos se multiplican a diario. En el AMBA se tomaron 126.149 muestras, superando el registro de la semana pasada, de 95.233. Dos semanas atrás, esa cifra fue de 66.397. Es un indicador de que existía la capacidad de testear más, pero sin embargo no se desplegó nunca. ¿Qué habría sucedido si se llevaban adelante campañas activas de testeo cuando los casos estaban en el piso de la curva?

 

De esos 126 mil testeos, hubo 60.523 que dieron positivo esta última semana. Es un crecimiento del 55% respecto a los menos de 39 mil del período anterior, y un 167% en comparación con dos semanas atrás (hubo “apenas” 22.633). Los casos crecieron a mayor velocidad que los testeos: la positividad pasó del 34% al 41% hasta el 48% actual.

 

Ensenada es el municipio con mayor presencia activa del virus, con 1.261 casos nuevos cada 100 mil habitantes. Son cifras nunca alcanzadas en el AMBA desde que comenzó la pandemia. Entre los primeros también volvieron a estar Berisso (1.106), La Plata (753), San Vicente (590) y Avellaneda (587).

 

Posteriormente se ubican la Ciudad de Buenos Aires (586), Vicente López (576), Lanús (575), Ituzaingó (570) y Berazategui (567). Vicente López e Ituzaingó son los dos que entraron al top ten esta semana, por la aceleración de casos que tuvieron.

 

De hecho, Ituzaingó es el municipio que mayor aumento de casos nuevos tuvo: 115% más en apenas una semana. Más que duplicaron los casos en apenas siete días. En la misma situación quedaron Berisso, Marcos Paz y Moreno, que también tuvieron un crecimiento superior al 100% en los casos nuevos.

 

De acuerdo a un informe de Perfil, hay una marcada elación directa entre cantidad de casos confirmados y testeos. Siete de los diez distritos con más casos están también en el top ten de testeos cada 100 mil habitantes. En el lado opuesto se da algo similar. Los tres que menos casos confirmaron están entre los cuatro que menos testeos hicieron. Son General Las Heras (213 casos cada 100 mil habitantes), La Matanza (246) y Merlo (349). El único municipio que hizo menos testeos que ellos fue Florencio Varela, con 483 estudios cada 100 mil habitantes. Con esa cantidad de testeos se entiende el dato que se dijo con anterioridad, que Varela haya tenido un 94% de positividad.