Diego, joven atropellado por víctima de robo en Rosario, Foto: gentileza La CapitalJoven atropellado por una camioneta en acto de justicia por mano propia

La madre y el padre de un ladrón que fue perseguido junto a su cómplice y atropellado por un joven de 25 años en la ciudad de Rosario sostuvieron que su hijo "tendría que haber ido preso" si cometió un delito, pero en cambio "un muchacho lo condenó a muerte por un robo".

 

Se trata de la madre y el padre de Diego Nicolás Quiroga García, de 25 años, quien falleció el pasado jueves 8 de abril en la intersección de Navarro y Juez Zuviría, de Rosario, cuando Diego C., que manejaba una camioneta Chevrolet S-10 fue sorprendido por Quiroga García y quien sería su cómplice, Luciano Escudero, de 29.

 

Tras el robo, la víctima comenzó a perseguir con su camioneta a los delincuentes que iban en una moto, hasta que a los 600 metros los alcanzó y atropelló.

 

Noticias relacionadas

Quiroga García quedó bajo las ruedas de la camioneta y falleció en el lugar, mientras que Escudero fue derivado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA y falleció al día siguiente.

 Rosario, persiguió con su camioneta a dos motochorros que le habían robado mochila con u$s 2000 y los mató

El conductor del vehículo quedó detenido bajo el cargo de homicidio simple, y tras la imputación, familiares, amigos y vecinos marcharon para reclamar su liberación en el cruce de Eva Perón y Wilde, en el barrio de Fisherton, a pocas cuadras de donde ocurrió el hecho.

 

"Me compadezco de esa madre. Yo tuve que ir a ver a mi hijo preso y sé lo que está sintiendo, sé por lo que está pasando. Yo tuve que ir a la cárcel pero ahora mi hijo ya no está más. A lo mejor murió como quería. También es cierto que a mi hijo un muchacho lo condenó a muerte por un robo y ahora ya no lo tengo", expresaron Mónica y Alberto, padres de Quiroga García.

 

En declaraciones a La Capital de Rosario, el padre del joven comentó que su hijo hacía dos años había salido de prisión y desde entonces trabajaba como fletero con él, y lo ayudaba con el camión con el que hace mudanzas y fletes.

 

"No se merecía este final, aplastado en una vereda como un perro. Yo sé lo que es ir a ver a un hijo a la cárcel. Levantarte a la mañana, viajar, soportar las requisas y verlo encerrado después de que con mi esposa luchamos toda la vida para que no llegara a eso. El tuvo errores, fue un delincuente, pero lo pagó en la prisión. Ahora que se encargue la Justicia de lo que hizo este otro pibe y su familia tendrá que sufrir lo mismo que sufrimos nosotros, aunque con una gran diferencia, ellos seguirán viéndolo cada vez que puedan y yo voy a tener que ir al cementerio sin poder verle la cara a Diego porque está enterrado", sentenció.

 

Además, la madre del joven fallecido dijo que están siendo "amenazados" por allegados al acusado de matar a su hijo: "Por las redes nos dicen cosas terribles, incluso llegaron a sostener que a mi hijo lo hicieron picadillo, que van a venir a mi casa a instalarse y buscar venganza. Y nosotros somos gente que hizo todo lo que pudo para sacar a dos hijos de la calle, pero siempre nos dieron la espalda. Los quisimos internar y la Justicia siempre nos dio la espalda", dijo la mujer.

 

El acusado de haber atropellado y causado la muerte de dos ladrones fue imputado el pasado domingo por el delito de homicidio simple y quedó en prisión preventiva por 60 días.

  

"Para nosotros esto terminó acá. No vamos a ser querellantes. A nuestro hijo no lo tenemos más y tenemos que proteger a los que nos quedan. Insisto con lo que te digo: compadezco a la madre de ese muchacho. La cárcel es la ley de la selva. Todo tienen un precio y todo se paga. Es la jungla. Hoy mi hijo preso está más drogado estando detenido que cuando estaba en la calle. Mi otro hijo está muerto", concluyó la mujer.