Angela Merkel, REUTERSAngela Merkel. Foto: Reuters.

La canciller alemana, Angela Merkel, instó este viernes a los legisladores a que aprueben nuevos poderes que le permitan imponer confinamientos y toques de queda en zonas con altos índices de infección, afirmando que la mayoría de los alemanes está a favor de medidas más estrictas.

 

"La tercera ola de la pandemia tiene a nuestro país firmemente atrapado", dijo Merkel, cuyo discurso fue interrumpido por los abucheos de los legisladores del partido de extrema derecha Alternativa para Alemania que se oponen a los cierres.

 

"Los trabajadores de cuidados intensivos están enviando llamadas de auxilio una tras otra. ¿Quiénes somos nosotros para ignorar sus ruegos?" dijo Merkel.

 

Noticias relacionadas

Con las nuevas medidas estaría prohibido abandonar el domicilio entre las 21.00 y las 5.00 horas en aquellas regiones que superen el límite de los 100 positivos de incidencia acumulada.

 

En los centros educativos se permitirán las clases presenciales con dos test semanales para alumnos y profesores. Si la incidencia supera los 200 casos en una localidad o región, quedarán prohibidas automáticamente todas las clases asistenciales. La ley obliga también a las empresas a ofrecer regularmente test de coronavirus a sus empleados.

 

Está previsto que se vote la aprobación del proyecto de ley el miércoles próximo y que inmediatamente pase a ser tramitado por la cámara alta alemana, de manera que antes de acabar la semana pueda ser suscrito por el presidente federal.