Festejo de River ante Central Córdoba de Santiago del Estero, AGENCIA NAFestejo de River ante Central Córdoba de Santiago del Estero, AGENCIA NA

Una vez que River pudo destrabar y abrir el partido ante Central Córdoba de Santiago del Estero, no tuvo piedad: lo goleó 5-0 en el inicio de la décima fecha y quedó escolta en la zona A, a un paso de asegurar su clasificación a los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional.

 

Dentro de un trámite en el que le costó tener precisión para generar situaciones de peligro, un cabezazo del defensor Fabrizio Angileri, en la última jugada del primer tiempo, le dio la ventaja al "Millonario", que en el complemento fue un vendaval en el estadio "Madre de Ciudades".

 

Un doblete del colombiano Rafael Santos Borré, que volvió a convertir después de 259 minutos, el debut goleador de José Paradela y un cabezazo de Federico Girotti, le permitieron a los dirigidos por Marcelo Gallardo repetir el mismo resultado en el mismo escenario donde recientemente le ganaron la Supercopa argentina 2019 a Racing de Avellaneda.

 

Noticias relacionadas

Con la victoria, ante un rival directo porque Central Córdoba tenía 13 puntos, River alcanzó las 18 unidades, dos menos que el líder Colón, pero con tres de ventaja sobre Estudiantes de La Plata, Racing y Rosario Central, sus otros rivales.

 

Ahora llegará el debut en la Copa Libertadores para los de Núñez, que el jueves visitarán a Fluminense en Río de Janeiro.

 

Más allá del resultado final, el primer tiempo fue cuesta arriba para River, que lo destrabó con un córner ejecutado por Julián Alvarez que impactó Angileri, muy parecido a uno de los goles frente a Racing.

 

Estuvo impreciso, no le fluía el juego y Gallardo trataba de modificar tácticamente su ataque para poder encontrar la ventaja.

 

Pero entre el cabezazo de Angileri y el 2-0 a los seis minutos, se terminó de romper el partido: Simón creció por derecha, cedió a Alvarez que asistió nuevamente a Borré, que definió de primera.

 

Otros dos tantos con apenas minutos de diferencia le dieron marco de goleada: Paradela abriendo el pie zurdo para coronar otra buena jugada colectiva y Borré al aprovechar un error de Rentería en el cierre de un pelotazo de 50 metros de Martínez.

 

Sobre el cierre, Borré invirtió roles y se vistió de asistidor con un centro -otra vez desde la derecha- para que Girotti marque el 5-0.