Susana GimenezSusana Giménez

Susana Giménez, que hace casi un año se instaló en su mansión "La Mary" de Punta del Este, en Uruguay, en medio de la pandemia de coronavirus, aseguró que no planea regresar en lo inmediato al país, al que calificó como "Argenzuela".

 

Trazando un parangón entre la Argentina y Venezuela, Giménez sostuvo: "No quiero ´Argenzuela´, no voy a volver a vivir en ´Argenzuela´".

 

En declaraciones al programa "Pan y Circo" que conduce Jonatan Viale por radio Rivadavia, consideró que aquí en el país "la gente está deprimida, no hay laburo y el trabajo es lo principal, no se puede vivir de un bono".

 

Noticias relacionadas

"Están acostumbrados a recibir y mendigar, y no es así", agregó, al tiempo que lamentó que en Argentina "se perdió la cultura del trabajo".

 

Con relación a su posible regreso al país, la actriz y conductora de televisión remarcó: "Pienso que si esto tiene un arreglo, volvería. No quiero ´Argenzuela´, no voy a volver a vivir en ´Argenzuela´".

 

Más allá de su estadía en Uruguay, Giménez aseguró que se mantiene informada de la coyuntura argentina.

 

"El país me angustia mucho. Veo los noticieros, me parece irreal haber vivido una época fabulosa de la Argentina desde que era chica, con mis abuelos y mis padres. La seguridad que había", dijo la diva de los teléfonos.

 

"Cada vez que veo que matan a alguien para robarle, siento como si me mataran a mí. No puedo creerlo. La inseguridad es tan terrible como el virus", acotó.

 

Acerca de la decisión del Gobierno argentino de cerrar las escuelas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) con motivo de la segunda ola de la pandemia de Covid-19 consideró: "Es ridículo".

 

"Creo que las clases hay que darlas porque nos esperan chicos que, pobrecitos, van a ser terribles. Una o dos generaciones. Hace dos años que no van al colegio", agregó.

 

"Se han tomado medidas muy raras en varias cosas. El tema de la vacunación VIP y que encima haya habido enfermeros que vendían vacunas", evaluó Giménez.

 

También hizo referencia a un falso audio del presidente Alberto Fernández que compartió en su cuenta de Twitter y que borró a los pocos minutos.

 

"Yo nunca tuiteo porque me parece muy agresivo. Estaba viendo que se suicidó el mánager del ´Puma´ (por el cantante José Luis Rodríguez), que lo adoraba, pasé, apreté para escuchar algo y no sé qué hice, se me fue", explicó.

 

Reveló que su hermano Patricio le dio indicaciones para borrar el mensaje: "No es mi estilo la agresión, nunca escribí sobre política. ¡Fue un papelón! Puedo pensar en casa, pero nunca haría nada para ofender", manifestó.

 

"Me llamó mi hermano preguntando qué había tuiteado y le consulté cómo borrarlo. Él me dio directivas por teléfono, y lo borré", contó.

 

Con respecto a su trabajo, acaba de terminar de grabar su participación en "Porno y helado", una serie dirigida y protagonizada por Martín Piroyansky, en la que la animadora aparecerá en dos capítulos.

 

También confirmó que estará en la pantalla de Telefe: "Tengo mi contrato firmado, pero la televisión es peligrosa, porque veo que a todo el mundo le agarra el virus. Si está todo bien, encantada de ir y poder hacer (el programa)".

 

Por último, contó que el próximo sábado recibirá la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus del laboratorio Pfizer y que, si bien había pensado en viajar a Estados Unidos para ser inoculada allí, no pudo hacerlo debido a las restricciones que implementó el Gobierno uruguayo por la pandemia.

 

"Me anoté y el 24 me voy a vacunar con la Pfizer. Iba a ir a Estados Unidos, pero no hay más aviones que salgan", comentó.