Larreta, Santilli y equipo de La Ciudad de Buenos Aires, TWITTERLarreta, Santilli y equipo de La Ciudad de Buenos Aires, TWITTER

El Gobierno porteño dispuso que las clínicas privadas deberán reprogramar o suspender las operaciones médicas programadas o que no sean urgentes, en medio de la segunda ola de coronavirus Covid-19.

 

"Establécese que los efectores del subsistema de salud privado y los de la seguridad social deberán reprogramar y suspender, durante el plazo de treinta días corridos, la atención programada y las intervenciones médicas vinculadas a patologías que con criterio médico no sean de carácter urgente", ordenó el Gobierno de la Ciudad.

 

“En el contexto actual, y atento la evaluación de la condición epidemiológica realizada por el Ministerio de Salud, se advierte la necesidad de una acción articulada y coordinada de todo el sistema de salud en su conjunto, enfocando los esfuerzos del sistema sanitario para la atención de pacientes con COVID-19, sin desatender las necesidades más urgentes”, explica el decreto.

 

Noticias relacionadas

El decreto publicado en el Boletín Oficial porteño señaló que el fin es "contar con la mayor cantidad de recursos asistenciales disponibles que permitan la atención de pacientes con Covid-19, tanto ambulatoria como de internación".