Horacio Cifuentes - Tenis de mesa - Juegos OlímpicosHoracio Cifuentes - Tenis de mesa - Juegos Olímpicos

Con la gran mayoría de los atletas inmersos en la ansiedad de un evento postergado, el tenis de mesa nacional se dio el gran gusto de volver a tener representación argentina en un Juego Olímpico.

 

El primero en conseguir el boleto a Tokio fue Horacio Cifuentes, quien derrotó al dominicano Jiaji Wu en el Polideportivo Municipal Emilio Lotuf y se convirtió en uno de los últimos atletas argentinos en preparar el pasaporte para volar a Japón.

“Haber clasificado es algo muy importante para el tenis de mesa nacional y significó que todo el trabajo hecho valió la pena. Son muchas sensaciones pero más que nada es la alegría de haber devuelto a mi deporte a un Juego Olímpico y, obviamente, tuvo un plus que el torneo se haya hecho en nuestro país”, comentó en el inicio de la charla con Diario 26.

 

Sin antecedentes olímpicos, Cifuentes tuvo una experiencia Panamericana pero no la toma como referencia para Tokio 2020: “De lo que fue mi participación en Lima 2019 no puedo sacar demasiado porque pasó mucho tiempo. Somos diferentes jugadores y la competencia sirvió en ese momento para preparar la cabeza y favorecer la adaptación. Competir y competir es lo que te da la posibilidad de ganar los partidos difíciles”.

Horacio Cifuentes - Tenis de mesa - Juegos Olímpicos

De cara al gran evento del deporte, el oriundo de Berisso aún no se puso metas para lo que viene: “Recién clasifiqué así que no me puse ningún objetivo de cara a los Juegos Olímpicos. Ya estar dentro de Tokio es lo máximo”.

 

Para cerrar, el singlista señaló lo que significa vestir la camiseta nacional en un evento de tal dimensión: “Representar al país en cualquier tipo de competencia internacional es lo máximo y es lo mejor que le puede pasar a un atleta. Es algo que se disfruta mucho”.

*Por Matías Greisert

Tw: @Matías Greisert