Alberto Fernández junto a Omar Perotti en Santa Fe, Prensa PresidenciaAlberto Fernández, foto Prensa Presidencia

El presidente Alberto Fernández justificó su decisión de suspender las clases presenciales en el marco de las nuevas restricciones por la segunda ola de Covid-19, al afirmar que "fue producto de que en los últimos 20 ó 30 días habían crecido los contagios de menores de 19 años un 200 por ciento".

 

"¿Y me hago el distraído? ¿Miro las encuestas? Llamo a los que saben y los que saben me dicen que cuando ponemos en funcionamiento el sistema educativo la circulación crece un 30 por ciento y esa circulación lleva el virus encima y multiplica los contagios", remarcó durante su discurso en la reunión de del Gabinete Federal en la ciudad de Rosario.

 

De esa forma volvió a referirse a su decisión que volvió a tensar la relación con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien no está de acuerdo con regresar a la virtualidad en la enseñanza.

 

Noticias relacionadas

Fernández reclamó hoy desde la ciudad santafesina de Rosario a la Cámara de Diputados que "retomen el tratamiento de la reforma de la Justicia Federal" para "darle pelea frontal al narcotráfico" tras asegurar que el proyecto "no es para lograr la impunidad de nadie".

  

"En Rosario hay crimen organizado instalado y no puede ganarnos el crimen organizado. No es un problema de los rosarinos, es un problema de los argentinos que hay que resolver", afirmó el Presidente tras la reunión de Gabinete federal que encabezó en la ciudad junto al gobernador de Santa Fe, Omar Perotti.
  

El jefe de Estado dijo que la reforma judicial "era una ley para resolver estos problemas, darle una pelea frontal al narcotráfico, al contrabando, a la trata de personas, no era una ley para beneficiar a nadie ni lograr la impunidad de nadie".
  

"Nos queda ese tema pendiente, espero que los diputados retomen el tratamiento de la reforma de la Justicia Federal", sentenció.