Cecilia Bolocco junto a Máximo Menem tras su operaciónMáximo Menem a la salida de su internación junto a su madre Cecilia Bolocco.

Cecilia Bolocco le abrió las puertas de su corazón para hablar en una entrevista de como la conductora transitó la enfermedad de su hijo Máximo Menem y de qué manera la marcó. A finales del 2018, el adolescente debió ser operado por un tumor en el cerebro.

Noticias relacionadas

 

En la entrevista del periodista Martín Cárcamo para De tú a tú (Canal 13 Chile), la modelo explicó que todo comenzó con una serie de dolores de cabeza. Si bien inicialmente los interpretó como algo emocional debido a que había sido un año difícil para su hijo, un primer síntoma la alerto. Ella se preparaba para ir a una sesión de fotos, cuando Máximo vomitó.

 

Entonces fue a cumplir con su compromiso laboral, pero mandó al adolescente a la clínica con el chofer. Mientras estaba en la sesión recibió un llamado urgente: “Le hicimos un escáner y no fue bueno”. Máximo tenía un un tumor cerebral. Inmediatamente suspendió todo y se fue a la clínica.

 

“Llegó el día de la operación y esas fueron las ocho horas más largas de mi vida. Solo recuerdo que recé ocho horas de rodilla y pedí que lo acompañaran, lo cuidaran y que todo se hiciera con una mano divina”, reveló la conductora.

 

Bolocco relata el momento donde el médico le reveló lo que tenía Máximo: “Las posibilidades de sobrevida, las secuelas y cada respuesta era más dramática que la otra”.

Cecilia Bolocco, operación Máximo Menem, NACecilia Bolocco en conferencia tras la operación de su hijo.

Máximo no tenía un pronóstico alentador: “Lo más probable es que tuviera graves secuelas: problemas auditivos, motrices, que perdiera parte de la visión, trastornos hepáticos, cardíacos o renales”, recordó Bolocco que celebra que hoy su hijo no tiene ninguna secuela.