Influencers deportados por no usar barbijosInfluencers deportados por no usar barbijos. 

Dos influencers hicieron una broma para registrarlo en las redes y terminaron en graves problemas. El taiwanés Josh Paler Lin y la rusa Leia (Lisha) Se. Ambos, quedaron envueltos nada menos que en un conflicto internacional y con una deportación.

 

Todo pasó en Indonesia, donde las autoridades han requisado los pasaportes de los influencers y amenazan con deportarlos de la turística provincia Bali después de que este mal chiste ideado por ambos quebrantase una de las leyes más estrictas en el país en estos momentos: llevar tapabocas.

 

La broma en cuestión fue grabada en un video viral y se trata de una "misión imposible": intentar entrar en un supermercado sin mascarilla. Lisha era la encargada de llevarlo a cabo, mientras Lin grababa. Cuando, al entrar les prohíben la entrada por no llevar mascarilla, deciden intentarlo de nuevo, pero con un cambio: Lin pintó una mascarilla a Lisha en la cara, para ver si así podrían colarse, y lo consiguen.

 

Noticias relacionadas

El asunto de la broma del supermercado fue el primer delito de ambos influencers, pero el video llamó tanto la atención que las autoridades del país han decidido requisarles los pasaportes y pensar en la posible deportación de ambos a sus respectivos países de origen (Lin vive en Estados Unidos, Lisha es ciudadana rusa).

 

“Ambos serán convocados e investigados por Inmigración, que será quien tome la decisión de si serán o no deportados”, confirmó a los medios locales Putu Surya Dharma, vocero de la oficina regional del Ministerio de Leyes y Derechos Humanos del país.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Josh Paler Lin (@joshpalerlin)

Dewa Nyoman Rai Dharmadi, jefe de la policía de la isla indonesia, dijo que planeaba emitir una carta recomendando la deportación porque las acciones de los ‘influenciadores’ no solo suponen una violación de las reglas, sino que también “provocan deliberadamente en público” y por ello le parece apropiado “sancionarlos más severamente”, según detalló el portal de Indonesia Coconuts Bali.