Coronavirus en Argentina, Covid-19, pandemia, Personal sanitario, NACoronavirus, pandemia, NA

Un laboratorio asegura que la nitazoxanida reduce la progresión del coronavirus hasta en un 85 por ciento.

 

Equipos argentinos llevan adelante una investigación sobre su incidencia en el tratamiento de la enfermedad y la Organización Mundial de la Salud (OMS) sumará a datos obtenidos en otros países los primeros resultados que sean obtenidos.

 

“Es un antiparasitario muy bueno y eficaz contra protozoarios y gusanos intestinales y ya hace un tiempo surgió la posibilidad de probarlo en esta pandemia”, indicó el infectólogo y epidemiólogo Hugo Pizzi (M.N. 54.101).

 

Noticias relacionadas

La nitazoxanida ya se usa para el tratamiento de la influenza, chikungunya y citomegalovirus entre otras aplicaciones. En la actualidad, se prueba por su efecto beneficioso para el COVID-19, ya que inhibe la replicación al impedir la producción de la proteína viral.

 

De hecho, ya es Estados Unidos los laboratorios Romark revisan ante la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, su sigla en inglés) la autorización del uso emergente de nitazoxanida como un medicamento antivírico de amplio espectro para el tratamiento y la prevención de enfermedades respiratorias virales.

 

Por otro lado, en México logró eliminar el índice de mortalidad materna por COVID-19 en el hospital Materno-Perinatal “Monica Pretelini Sáenz” porque, en lo que va del año, de un 3.6% ya llegó a cero.

 

Una investigación llevada a cabo en Brasil, también demostró que su uso temprano en pacientes positivos mejora los síntomas y reduce la carga viral.

 

En nuestro país, el Hospital Universitario Austral lo estudia en pacientes con coronavirus leve a moderado sin requerimiento de oxígeno, mayores de 18 años, tratados con nitazoxanida o un placebo. Llevan incorporados 60 de los 135 casos que se propusieron evaluar en un estudio piloto.

 

La Fundación Huésped inició también un estudio de profilaxis postexposición para convivientes de casos confirmados de coronavirus. La investigación consiste en administrar durante una semana nitazoxanida en acuerdo con el Ministerio de Salud porteño, con el objetivo de evaluar si su administración es segura y previene infecciones.