Horacio Rodríguez Larreta en escuela porteña, AGENCIA NAHoracio Rodríguez Larreta en escuela porteña, AGENCIA NA

Tras el fallo de la Corte Suprema a favor de la Ciudad en el marco del conflicto con el Gobierno Nacional respecto a la suspensión de clases presenciales establecidas en un decreto que ya venció, en el Gobierno de la Ciudad remarcaron que las clases seguirán con la misma modalidad que en el presente, es decir, con el colegio secundario con presencialidad acotada.

 

"Somos cautos y consideramos importante la celeridad en el proceso judicial para darle certezas a las familias ante tanta angustia", indicaron desde el Gobierno de la Ciudad.

 

En tanto, explicaron que "las clases siguen con la misma modalidad de hoy ya que las medidas que se tomaron el viernes (secundario bimodal y adultos, terciarios y formación profesional virtual) obedecen a criterios estrictamente sanitarios para colaborar en reducir lo máximo posible la circulación".

 

Noticias relacionadas

"Así lo vamos a sostener por estos 15/21 días", sostuvieron.

 

En tanto, las autoridades porteñas llamaron a "seguir trabajando coordinada y conjuntamente con el Gobierno nacional y con la Provincia de Buenos Aires" para enfrentar la pandemia y para discutir cualquier tema que pueda "mejorarle la vida a la gente".

 

El fallo del máximo tribunal le dio la razón al planteo del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y reivindica la autonomía de la Ciudad por sobre las decisiones del Gobierno nacional incluso en el contexto de la pandemia.

 

Los jueces determinaron que cuando "hay competencias concurrentes entre la Nación y las provincias en relación a la salud y la educación, que ambas ejercieron amigablemente hasta este conflicto, cabe resolver quién debe decidir cuando no hay acuerdo de concertación".

 

En ese escenario, el fallo estableció que "cuando no hay acuerdo, es competencia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o de las provincias adoptar este tipo de decisiones específicas".

 

El fallo aceptó que las medidas adoptadas por el Gobierno nacional se inscriben en la gestión de la pandemia.

 

Pero subrayó que "las medidas que se adopten deben respetar el Estado de Derecho y los derechos fundamentales, en consonancia con lo dispuesto por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en la Declaración titulada COVID-19 y Derechos Humanos".